Rosario Central-Boca, un partido caliente: patadas, atajadas, protestas y el tiro de Cardona en el palo sobre el final