Sabella: "Hoy fueron once leones tratando de cumplir un sueño"

El entrenador de Estudiantes destacó que "estamos en la final después de 40 años" y analizó el partido ante el conjunto surcoreano; "La sensación era que nosotros eramos más, por la jerarquía de los sudamericanos", comentó
(0)
15 de diciembre de 2009  • 18:22

ABU DHABI, (Télam).- El entrenador de Estudiantes de La Plata, Alejandro Sabella, destacó hoy el hecho de haber llegado a la final del Mundial de Clubes "después de 40 años" y dijo que dentro de la cancha hubo "once leones". "Estamos en la final después de 40 años", le dijo Sabella a Télam , en la zona mixta del estadio Mohammed Bin Zayed, luego de la victoria ante el Pohang Steelers, de Corea del Sur.

Sabella explicó que "hoy fueron once leones, en familia, con nuestra gente haciéndonos sentir como en casa y tratando de cumplir un sueño, con el paso ineludible de llegar a la final".

"Habrá que ver qué rival nos toca, Barcelona es el favorito pero los partidos hay que jugarlos. El fútbol es un deporte de contacto, que puede tener sorpresas y eso es lo que lo hace más lindo", completó el técnico "pincharrata".

Sobre el partido de hoy, Sabella sostuvo que las expulsiones de los surcoreanos fueron producto del juego de Estudiantes, aunque aclaró que no hubo mucha diferencia. "Creo que en el espacio de los dos goles el partido fue parejo, pero la sensación era que Estudiantes era más, por la jerarquía de los sudamericanos", explicó.

"Las expulsiones fueron producto de la pequeña superioridad de Estudiantes, pudimos haber atacado más, tuvo un pequeño instinto de conservación, regulando un poco y tratando de llegar tranquilos al final del partido", concluyó.

La bronca coreana. El técnico de Pohang Steelers, de Corea del Sur, el brasileño Sergio Farías criticó el arbitraje del italiano Roberto Rosetti, quien expulsó a tres jugadores del equipo asiático en la semifinal del Mundial de Clubes ante Estudiantes.

"Cuando se propone hacer un evento como éste es muy importante que la credibilidad de la competición no se ponga en duda, y hoy pasó eso. Hoy la credibilidad estuvo ausente. El árbitro utilizó criterios diferentes para cada equipo", dijo Farías.

Rosetti les mostró ocho tarjetas amarillas a los surcoreanos, dos de ellas a los mismos jugadores, expulsándolos automáticamente, y una roja directa al arquero, mientras que en Estudiantes sólo fue amonestado Verón.

"Ellos comenzaron casi sin dinámica y creí que el partido estaba de nuestro lado. Pero el árbitro juzgó con criterios diferentes a cada equipo y eso fue decisivo. Quien vino al estadio y tiene ojos vio a un equipo descansado, pero con problemas de penetración en nuestra defensa. Inclusive, con tres jugadores más, se veían preocupados", siguió Farías, quien señaló que no cree que Estudiantes gane la final.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.