Punto de vista. Saltando el corralito de la sensatez