Sampaoli no tiene alternativa: debe una explicación clara y una disculpa sincera