San Lorenzo y Almirón están más obligados que nunca en un examen con clima tenso

Jorge Almirón, contra las cuerdas: otra derrota hará insostenible su situación
Jorge Almirón, contra las cuerdas: otra derrota hará insostenible su situación Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Fernando Vergara
(0)
12 de marzo de 2019  • 23:59

El de hoy no será un día más en la vida de este San Lorenzo . Agobiado por los flojos resultados, aparece último en la Superliga y viene de dejar una imagen pálida en la caída por 3-0 frente a Boca, que le asestó un golpe tan duro que dejó tambaleante al entrenador. Los números ya no permiten más tropezones. El Ciclón acumula una racha adversa de 15 partidos sin ganar, 12 de ellos bajo la tutela de Jorge Almirón , y lunes pasado los jugadores sufrieron el reproche de hinchas y barras que les exigieron "resultados inmediatos". El compromiso de esta noche, por la segunda fecha del Grupo F, ante Junior (desde las 19.15, Fox Sports) no pasará desapercibido para nadie en el Nuevo Gasómetro.

"Nunca pensé en renunciar, jamás. Ni durante el partido con Boca ni después. Y tampoco me pongo plazos", enfatizó Almirón en la antesala de este duelo. Sin embargo, en las entrañas del club de Boedo saben que lo que suceda contra los colombianos puede marcar un ultimátum para su futuro. El entrenador no logra el funcionamiento que él pretende del equipo, los números no acompañan y su trabajo quedó en la cuerda floja. De la esperanza a la desilusión y a las miradas de reojo. No hay margen: San Lorenzo tiene que ganar o ganar.

Las frustraciones se suman. Los ánimos en Boedo están caldeados y las lenguas resultan difíciles de domar. Muchas veces, también, los gestos valen más que las palabras. Dominan los rostros serios y la pesadumbre. La delicada situación envuelve a todos los estamentos del club -jugadores, cuerpo técnico y dirigentes- y la bronca configura la escena. Y lógicamente, detrás aparece el enojo de los simpatizantes azulgranas por la actualidad del equipo.

Tal es así que anteayer la racha adversa -potenciada por la goleada de Boca- llevó a que varios hinchas, y también algunos barrabravas, se acercaran a la Ciudad Deportiva "a pedirle explicaciones" al plantel. Algunos exhibieron sus carnets de socio ante las cámaras de televisión. Una vez allí fueron recibidos por varios referentes, como Nicolás Blandi, Sebastián Torrico, Fabricio Coloccini y Gonzalo Rodríguez. Las preguntas apuntaron en varias direcciones: "¿Están del lado del entrenador? ¿Por qué no se consiguen buenos resultados? ¿Hay problemas en el plantel?". Los futbolistas lo negaron enfáticamente, respaldaron a Almirón y aseguraron que su meta principal es sacar adelante la desventura. Todos juntos. "Lo que hicieron esos socios fue hablar con los jugadores y no hubo problemas. Sí, les preguntaron si estaban a favor del entrenador", aseguró el vicepresidente Marcelo Tinelli en CNN Radio.

A uno de la peor racha

Después de la igualdad en la primera fecha contra Melgar, en Perú, la noche de hoy puede entrar en la historia del club. En definitiva, lo que nadie quiere en San Lorenzo, que se encuentra a un partido de igualar los 16 que registra la peor serie histórica de la entidad, la del Metropolitano de 1976. Así, al ciclo de Almirón lo enmarca el agobio: registra ocho empates, cuatro derrotas y apenas seis goles a favor. "La gente va a pedir y va a reaccionar, lo tengo bien claro", remarcó el entrenador, que con la presión en el punto máximo respaldó al arquero Fernando Monetti, quien lleva dos expulsiones insólitas en apenas dos meses.

"Si yo pienso en ponerme plazos sería lo mismo que irme del club", avisó Almirón. Lo cierto es que en su interior suben las revoluciones y entiende que lo apremia la agobiante necesidad de conseguir un resultado positivo. La falta de respuestas refleja con nitidez la gravedad de la situación. Hoy, la chapa de ser uno de los entrenadores más valorados de la Argentina no lo salva. Sabe más que nadie el valor real de una victoria. No es casualidad que en la previa del choque de esta noche el director técnico haya hablado de dos frases hechas en el planeta fútbol: ganar como sea o morir con las botas puestas. "Si tenemos que derrotar a Junior en el minuto 90, con un gol de cabeza o empujando todos la pelota, ¿sabés cómo lo voy a festejar?".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?