El torneo Clausura. San Lorenzo construyó una goleada sin proponérselo y con poco fútbol