San Lorenzo: el campeón se quedó en el Sur

Banfield empató 2 a 2 en su cancha y le cortó al campeón la seguidilla de 13 éxitos consecutivos; después de dos derrotas, el equipo del Sur sumó su primer punto en el certamen
Cristian Grosso
(0)
30 de agosto de 2001  

La suerte, de vez en cuando, tira una mano y tiende su protector manto de complicidad. Pero claro, la fortuna no suele ser generosa ni solidaria. Mucho menos eterna ni leal. Cuando San Lorenzo creía que abrazado al azar iba a poder prolongar a 14 partidos su racha de triunfos consecutivos y, así, mantener la punta del torneo Apertura, apareció la justiciera intervención de Banfield y exorcizó la providencia azulgrana .

El orgullo colectivo, el ímpetu para revertir dos veces un resultado desfavorable, la valentía para buscar el primer punto en el regreso a la máxima categoría y la urgencia por marcar goles después de las dos fechas iniciales que habían dejado 180 minutos sin afinar la puntería, animaron a Banfield hasta la insistencia. Y a diez minutos del final rescató el merecido empate cuando el juvenil juninense Sebastián Bueno empujó al gol un córner que bajó el capitán Javier Sanguinetti. El mérito de la conquista se volvió indiscutible, no así el modo, porque el delantero se encontraba en una posición adelantada que el juez Gabriel Brazenas ignoró y sumó a la cadena de equivocaciones que ofreció su arbitraje.

No hubo mala intención en el Sur, pero sí una conducta reiterativa a la hora de cortar el juego. Además, compartida. El encuentro, rápidamente, se cargó de amonestados, y además el juego se volvió monótono. Hasta que falló Damián Giménez en la cobertura del sector izquierdo y una buena habilitación de Raúl Estévez para Leandro Romagnoli terminó en una definición fuerte, baja y cruzada de Pipi para abrir el marcador.

Pelotazos, centros, poca imaginación. A los dos les faltaba alguien capaz de darle reposo al juego. Romagnoli intermitente y Leo Rodríguez impreciso; Banfield no tenía un conductor definido y dependía del coraje de Jorge Cervera en cada una de sus proyecciones por la derecha. Diego Capria, al límite, cerró justamente una incursión de Cervera por el área de Saja, y un remate apenas afuera de Bueno despidieron una primera etapa que, en su tramo final, tuvo un marcado dominio de Banfield. Para acreditar méritos que aún no reflejaba el score.

Pero casi en un calco del tanto de San Lorenzo, el inicio de la etapa final acercó la primera igualdad local. Ahora fue Bueno el que abrió la maniobra por la derecha y las incisivas subidas de Jorge Cervera encontraron su remate cruzado para vencer a Saja. Era el estreno goleador del Taladro en la A. Y se animó a ir por más. En las fricciones y los roces -Brazenas falló varias veces con sus sanciones-, Banfield creció. Y Bueno cabeceó con tibieza otro muy buen centro de Cervera.

¿San Lorenzo? Desorientado. Pero se presentó en una ráfaga y pareció definir el partido: primero, el arquero Lucchetti tapó dos veces ante Erviti y Acosta, y después, apenas ingresado y en su bautismo con la pelota, Lucas Pusineri cabeceó al gol un centro de Romagnoli. Demasiada cosecha para tan escasa siembra. Entonces surgió Bueno y Banfield festejó su primer punto, tras comprometer nada menos que al campeón. El equipo de Mané Ponce logró que no se agrietase más una convicción que venía en baja. Y espantó a tiempo la estrella azulgrana .

Apuntes

  • Romeo y Romagnoli : "Todavía no hay nada. Hay unos contactos, pero recién el lunes vamos a juntarnos con la gente de Alemania para ver si la operación se hace o no se hace", dijo el presidente Fernando Miele, desde España, a radio La Red. Lo cierto es que ya existe un acuerdo de palabra entre San Lorenzo y Bayer Leverkusen para la transferencia del delantero y del volante, en una cifra cercana a los 15.000.000 de dólares en total. Romeo y Romagnoli, de concretarse las transferencias, se irían en diciembre próximo. "Los pases serían importantes para el club, porque el dinero hace falta en todos lados", agregó . Desde hace más de tres semanas Miele está en Europa, con la urgencia de vender a un par de figuras, para sobrellevar la deuda económica con el plantel.
  • El fin de las rachas : el empate 2 a 2 con Banfield determinó el final de la serie exitosa de San Lorenzo, de 13 partidos. Como visitante, el equipo azulgrana había sumado nueve victorias seguidas.
  • Triunfo juvenil : antes del encuentro, en el partido de reserva, San Lorenzo venció a Banfield por 1 a 0, con un gol de Jonathan Santana. En San Lorenzo actuó Daniel Fagiani, que nunca integró, ni siquiera, el banco de los suplentes.
  • Conflicto : "Estoy molesto con Agremiados porque no me dieron apoyo en mi reclamo para que me habiliten", dijo Garrafa Sánchez, que aún no puede jugar en Banfield porque Laferrere solicitó su inhabilitación, tras reclamar la propiedad del pase.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?