La apertura de los torneos de verano. San Lorenzo-Independiente, a jugar casi sin entrenarse