En la noche de los golazos, Quilmes amargó a San Lorenzo