Entrevista. Se juega por todo