Se juega todo

A las 21.10, en Brasil, Independiente enfrentará a São Caetano, por el repechaje, sin el mejor clima
(0)
28 de abril de 2004  

SAO CAETANO DO SUL, Brasil (Especial).- A Independiente le llegó la hora de afrontar su primer partido bisagra del año. Está ante uno de esos tests de los que, como suele decirse, no se sale igual que como se entra. Como si no bastara con el hecho de que el encuentro le dirá si sigue adelante o se despide de la Copa Toyota Libertadores, su choque de esta noche, a las 21.10, ante São Caetano, está envuelto por algunos ingredientes adicionales. Un clima enrarecido por los incidentes todavía frescos con sus propios hinchas, que derivó en consecuencias inhabituales, inyectó tensión en el ambiente del club de Avellaneda en los últimos días.

Ambos equipos accedieron a esta instancia definitoria tras finalizar segundos en sus respectivos grupos, y la reglamentación estipuló que el repechaje debe resolverse en un solo encuentro, con la condición de local concedida a quien mejor cosecha numérica logró. Brasileños y argentinos igualaron en puntos y en diferencia de goles, pero aquéllos sacaron ventaja en tantos a favor (10 a 8). En caso de que hoy el cotejo finalice igualado, se ejecutarán penales.

El plantel de los Rojos llegó ayer por la tarde a San Pablo, distante unos 20 kilómetros de esta ciudad, y se alojó en el hotel Hyatt. Lo acompaña personal de seguridad del club, decisión tomada por los dirigentes tras el altercado que tres jugadores -Leonel Ríos, Maximiliano Ayala y Christian Giménez- mantuvieron con dos hinchas que intentaron agredirlos tras el éxito ante Rosario Central, el sábado último.

En ese partido, la hinchada de Independiente sorprendió a los jugadores con una actitud infrecuente: les dirigió insultos y amenazas apenas entraron en el campo de juego. Los cantos hablaban de una represalia si el equipo no consigue un triunfo esta noche.

Pero el conjunto de José Omar Pastoriza busca tomar distancia de ese mal clima y concentrarse en el juego. "Estamos tranquilos. Todo lo que pasó nos ha fortalecido", aseguró el arquero Navarro Montoya. La lesión de Juan Eluchans, que no viajó, obligó al técnico a ejecutar algunos cambios posicionales. Entre dificultades y su amor propio, Independiente suma otro desafío a su añorada estirpe copera. Se verá cómo responde.

Tres jugadores deben declarar

El juez de paz de Avellaneda, Julio Battafarano, citó a los jugadores de Independiente Leonel Ríos, Maximiliano Ayala y Christian Giménez para que el lunes próximo concurran a prestar declaración por el altercado que los involucró el sábado último con hinchas que intentaron agredirlos. El magistrado también convocó al jefe de seguridad del club. De acuerdo con el grado de responsabilidad que determine el juez, a los futbolistas les podría caber alguna sanción.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.