Sequía goleadora y lesiones: la ilusión de Boca ante River choca de frente con la realidad

Soldano podría ser titular en el partido decisivo ante River
Soldano podría ser titular en el partido decisivo ante River Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Pablo Lisotto
(0)
8 de octubre de 2019  • 00:01

A Boca no solamente se le mojó la pólvora, sino que además es una incógnita saber cómo formará su zona de ataque dentro de dos semanas, cuando se encuentre en la obligación de golear a River para avanzar a la final de la Copa Libertadores.

No solamente eso. Para sacar el boleto a la definición del torneo continental en Santiago, el xeneize tendrá que desafiar las propias estadísticas que escribió hasta aquí bajo la conducción de Gustavo Alfaro.

Desde que en enero cambió de entrenador, Boca disputó 42 partidos, en los cuales anotó 61 goles. Eso da un promedio de 1,5 goles por encuentro. El 22, si quiere evitar la definición por penales, tendrá que duplicar su propio coeficiente y hacer tres más que River en 90 minutos.

¿Hazaña? No, ¿Por qué hazaña? Tenemos confianza. Entiendo que River está bien, pero no lo subestimen a Boca. Es Boca
Gustavo Alfaro

"¿Hazaña? No, ¿Por qué hazaña? Tenemos confianza. Entiendo que River está bien, pero no lo subestimen a Boca. Es Boca", declaró Alfaro tras el ajustado triunfo ante Defensa y Justicia en Varela. Y agregó: "Tenemos 15 días para revertir la serie y lo podemos hacer".

Los fríos números contradicen al experimentado DT. En esos 42 partidos, Boca marcó más de dos goles en apenas ocho ocasiones (en cinco hizo tres tantos y en tres anotó cuatro). De los otros 34 juegos, 11 veces no convirtió, en 12 encuentros solo hizo 1 y en los 11 restantes infló la red rival en dos ocasiones.

Pasa ser finalista sin definición por penales Boca precisa hacer al menos tres goles. Con Alfaro, eso lo logró en apenas 8 partidos de los 42 que disputó este año.

Más claro: para dejar en el camino a River no solamente tendrá que tener un partido perfecto en defensa (para intentar mantener su valla invicta), sino que además tendrá que alcanzar una cantidad de goles que solo señaló en el 19 % de los casos. Si se agregara la alternativa de ganar 2-0 y luego avanzar por penales, las probabilidades ascienden al 54 por ciento.

Alfaro debe armar el rompecabezas ofensivo de Boca
Alfaro debe armar el rompecabezas ofensivo de Boca Fuente: LA NACION

Pero se da una situación extra que hace más complejo todo: en los últimos 8 partidos Boca marcó apenas seis goles. Y en tres de ellos no pudo convertir: en la vuelta de la serie con Liga de Quito, y. los dos choques con River en Núñez: el 0-0 de la Superliga y el 0-2 de la ida de las semifinales.

Como dato extra, Boca no puede ganarle a River en su casa desde el 2-0 del Campeonato 2015 y el Millonario hizo 7 goles y no perdió en los últimos cinco superclásicos disputados en la Bombonera (0-0, 3-1 y 2-0 por el campeonato local, y 0-0 y 2-2 por los octavos de final de la Libertadores 2015 y la primera final de la Copa 2018).

Boca no puede ganarle a River en su casa desde el 2-0 del Campeonato 2015. Luego, jugaron cinco superclásicos en la Bombonera: hubo dos victorias del Millonario, que hizo 7 goles, y tres empates: 0-0, 3-1 y 2-0 por el campeonato local, y 0-0 y 2-2 por los octavos de final de la Libertadores 2015 y la primera final de la Copa 2018.

En un contexto donde se derrumba el poder de fuego que caracterizó a Boca en todo el ciclo de Barros Schelotto y en el comienzo de la era Alfaro, también es una incógnita saber cuál será la estrategia ofensiva y los intérpretes dentro de dos semanas. A la falta de gol se le suman las inoportunas lesiones de los habituales titulares y la falta de experiencia de quienes los reemplazan.

Wanchope se perdería el partido de vuelta frente a River
Wanchope se perdería el partido de vuelta frente a River Fuente: Reuters

"Si el partido fuera mañana no estaría para jugar, pero no es mañana", dijo el entrenador en relación al nuevo problema físico que sufre Ramón Wanchope Ábila, de la cual no hay información oficial, y algunas versiones afirman que se trata de un nuevo desgarro. Lo único cierto es que al partido con River en el Monumental llegó con lo justo, debido al desprendimiento parcial en el aductor derecho. Y ese esfuerzo derivó en una nueva molestia en el sóleo izquierdo, que se habría terminado de romper en el trabajo de pelota parada que el plantel realizó el sábado en el complejo Pompilio.

El supuesto desgarro del sóleo izquierdo es la cuarta baja por lesión de Ramón Ábila en lo que va de 2019. En marzo se desgarró el aductor derecho. En junio se desgarró el aductor izquierdo. Y en agosto sufrió el desprendimiento parcial del aductor derecho.

Es el cuarto impasse de Ábila en lo que va del año. En marzo se desgarró el aductor derecho, y estuvo casi 30 días inactivo. Dos meses más tarde, por la Copa de la Superliga ante Vélez, fue reemplazado por un pinchazo en el aductor izquierdo, que terminó siendo un desgarro leve. Volvió 21 días después. La última lesión fue el desprendimiento parcial del aductor derecho, durante la revancha contra Liga, en la Bombonera. Aceleró la recuperación para decir presente en Núñez, hace una semana. Pero el cuerpo le pasó factura a tanto esfuerzo.

De confirmarse esta baja, Boca cuenta con dos opciones para ocupar el puesto de centrodelantero: Franco Soldano (que en Núñez jugó como volante por derecha, lejos del área) y el venezolano Jan Hurtado. Ambos se sumaron al plantel en el último mercado de pases.

Si Alfaro apuesta a la experiencia, Tevez podría jugar desde el inicio ante los de Núñez
Si Alfaro apuesta a la experiencia, Tevez podría jugar desde el inicio ante los de Núñez Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Las otras alternativas ya dependerán de lo que defina Alfaro. "Es un partido donde la experiencia talla, la capacidad, el saber manejar las circunstancias, el saber disputar las batallas", dijo el DT. ¿Eso le abre la puerta de la titularidad a Carlos Tevez? ¿Acaso depositará las ilusiones del club de la Ribera en Mauro Zárate? ¿Planteará una alternativa ofensiva sin hombres de área para un partido en el que debe remontar dos goles?

Después del receso por la doble fecha FIFA, Boca recibirá a Racing por la Superliga. Pero el foco está puesto en el 22 de octubre. Con otro aspecto a ser considerado: ¿jugará a favor la presión del pueblo xeneize en una Bombonera que seguramente estará colmada? ¿O si el resultado no favorece al local el nerviosismo general cobrará protagonismo con el correr de los minutos? Incógnitas y decisiones que Alfaro deberá desentrañar en los próximos 14 días, con el doble desafío de superar los obstáculos que siempre son las bajas por lesión y -al mismo tiempo- recuperar en el momento ideal el poder de fuego perdido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.