"Será muy difícil vencernos"

Diego Capria, que ayer cumplió 29 años, no sale de su asombro por el gol que le dio el récord a San Lorenzo
Pablo Tomino
(0)
28 de agosto de 2001  

Todavía no caigo. Mi gol hizo historia". Casi sin darse cuenta, el hombre repasa las situaciones y encuentra varios motivos para disfrutar del día más largo de su vida . El teléfono suena constantemente en su departamento de Caballito. "Te llaman otra vez de una radio", le dice su esposa Mariana, que hace de secretaria. Pero Diego Capria prefiere descansar.

Acaso el gol del triunfo que consiguió frente a Boca, anteayer -le significó a San Lorenzo lograr el récord en el fútbol argentino de 13 victorias consecutivas-, pasa algo inadvertido en este muchacho que creció en las inferiores de Estudiantes de La Plata. Pero que es un hincha fanático de San Lorenzo. "El gol fue el que más grité en mi vida por toda la emoción que sentí; pero, sinceramente, lo veo y lo recuerdo como un profesional. No puedo quedarme con eso porque ya es viejo. Ahora, si no le ganamos a Banfield, no sirve de nada", dice.

No cesan los llamados. El Coco Capria, que confiesa que esta fama repentina lo avergüenza, prepara otro festejo: el de su cumpleaños número 29. "Como si fuera poco con todos los medios que me llaman, mis familiares, mi hermano (Rubén) y mis amigos me saludan porque hoy (por ayer) cumplo años.Y casi que no los puedo atender. Esto no lo viví en otros clubes", asegura .

-¿Te considerás importante por ese cabezazo que le dio tanto a San Lorenzo?

-Fue lo más lindo que viví, pero no más que eso. No me gané la titularidad ni salvé la carrera. Para conseguir un lugar en el equipo tengo que luchar partido tras partido. Y en cuanto al récord de las 13 victorias consecutivas, eso fue virtud de mis compañeros, que el campeonato pasado ganaron once partidos. Igual, me sumé al festejo, un poco de colado. En la intimidad del plantel se tomó con mucha calma.

-El buen momento de San Lorenzo, ¿es más mérito de los jugadores o del técnico?

-Creo que sin estos jugadores, Manuel Pellegrini (el entrenador) no hubiera conseguido todo lo que logró. Y viceversa. Las dos partes influyen igualmente.

-¿Sobre qué se basa la solidez de este equipo?

-En que tiene un grupo humilde, sencillo y maduro, sobre todo eso. Hace muy poco que estoy en San Lorenzo y lo que más me asombró fue la calidad técnica de jugadores como Romagnoli, Erviti y Franco. Hay un equipo muy sólido y será muy difícil vencernos.

-Parece que ya palpitan un bicampeonato...

-No, falta mucho. El que diga que no sueña con salir campeón, miente. Pero de ahí a que se haga realidad hay un largo camino.

Cuenta que es un estudiante frustrado de veterinaria y que juega al fútbol gracias a sus padres, que le dieron todas las posibilidades para elegir el camino de la pelota.

Amable, sencillo... El Coco Capria es un fanático de la caza y no practica ningún otro deporte. "El fútbol es todo lo que sé. Cuando era chico, en mi pueblo -General Belgrano, en la provincia de Buenos Aires- soñaba con jugar en San Lorenzo. Hacía que era Blas Giunta o Víctor Hugo Ferreyra (ex jugadores), pero decía: ¡qué c... voy a llegar a jugar en la primera! Y mirá dónde estoy... Es una emoción muy grande", repite.

-De pelear el descenso con Belgrano a luchar por la punta con San Lorenzo, ¿dónde hay más presiones?

-Creo que tener la amenaza del descenso, que en la Argentina se ve como la muerte, es más difícil. Hay más tensión y angustia. No me había pasado de jugar en un equipo con aspiraciones al título y eso es una novedad para mí. El desafió número 1 es salir campeón con San Lorenzo y quiero dejar todo para conseguirlo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?