"Sería lindo volver a cruzarnos con River"

Tras marcar tres goles y lograr la clasificación de Boca para los cuartos de final de la Libertadores, Guillermo Barros Schelotto se entusiasmó ante la posibilidad de encontrarse con el equipo de Pellegrini en las semifinales; igual, fue cauto: “Los dos equipos están muy parejos”
Christian Leblebidjian
(0)
17 de mayo de 2003  

BELEM, Brasil.- Dejó caer unas lágrimas mientras tuvo una comunicación telefónica con su padre, Hugo, que desde La Plata lo felicitó por su rendimiento y por la victoria de Boca por 4 a 2 ante Paysandú en el estadio Mangueirao. También se escuchó la voz de su hermano, Gustavo. Siempre suele estar muy cerca de sus afectos, ya que son su punto de apoyo en los momentos en que la flechita del éxito en su carrera toma otro camino. "¿Por qué me emocioné? La gente de La Plata que está al lado mío estaba muy atento a esto y, sin decírmelo o demostrármelo, sufría las críticas que estaba recibiendo yo hace diez días y también el resto de los jugadores. Por eso, este triunfo es para ellos", comenta Guillermo Barros Schelotto, un símbolo xeneize que, tanto en los buenos como en los malos momentos, suele personificarse en el alma de Boca. En la semana dijo en una entrevista con LA NACION: "Boca se va a clasificar. Salimos de situaciones peores"". Y el pronóstico de cumplió.

-¿Cómo definirías la victoria de Boca?

-Y... fue el partido soñado. Tres goles y una asistencia en el gol del Chelo. De antemano uno siempre sueña con que el equipo tenga un rendimiento así y ahora se transformó en realidad. Boca fue mejor que Paysandú y por eso se clasificó.

-Sobre el final te perdiste un mano a mano increíble. ¿Cuatro goles hubieran sido mucho para vos?

-No me lo perdí, me lo sacó el arquero...

-¿Cómo hicieron para reaccionar en el peor momento de Boca, cuando Paysandú había logrado el empate y la gente empujaba al equipo a la clasificación?

-Eso fue lo mejor, la reacción después del 1 a 1. Tuvimos la suerte de encontrar rápido el segundo gol, pero la verdad es que después del gol de ellos no los dejamos acomodar. Paysandú no fue el equipo que se vio en la Bombonera y eso fue por mérito de Boca. Nunca le dejamos manejar la pelota.

-¿Qué demostró Boca con esta actuación?

-Que apareció el equipo que tanto se necesitaba que apareciera. Nosotros teníamos que cambiar la imagen de Boca, revertir lo mostrado con Paysandú en Buenos Aires y con Vélez, por el Clausura.

-¿Fue el partido en el que mejor se entendieron con Delgado y Tevez?

-Sin lugar a dudas. Todos llegamos a situaciones de gol y fue un lindo partido de los tres. Boca salió a ganar y nunca dejó de atacar.

-Vos no venías rindiendo bien y en dos partidos recuperaste el nivel, como ante Colón y Paysandú; en los dos fuiste la figura.

-Siento que me sirve para crecer y para tomar confianza. Todos necesitamos partidos así.

-Por lo que se había visto en la Bombonera, ¿esperabas más de Paysandú?

-No, porque en Buenos Aires ellos no se destacaron, fue Boca el que jugó muy mal.

-¿Boca recuperó jerarquía con este triunfo en Brasil?

-Sí, pero igual eso lo tenés que defender todos los días. Boca mostró la cara que necesita un equipo para pelear la Copa Libertadores.

-De los pronósticos que habías tirado, acertaste el de Boca, pero no el de River...

-Sí, ahora seguro se especulará con la posibilidad de enfrentar a River en la semifinal, pero nosotros tenemos que pensar en Cobreloa.

-Pero...

-Sería lindo volver a cruzarnos con River en la Copa, como en 2000.

-¿Por qué creés que los jugadores de Cobreloa dijeron que preferían a Boca como rival y no a Paysandú?

-(Silencio)... No sé, me sorprende que sea así; quizá se quedaron con la imagen del equipo que perdió en la Bombonera con Paysandú. Ojalá que nosotros podamos repetir esta actuación el miércoles próximo en Calama.

-¿Quién está mejor hoy: Boca o River?

-Están muy parejos. No creo que haya diferencias.

-¿La clasificación de River les había sumado más presión?

-No. Más allá de eso, Boca tiene que pelear hasta el final en los dos frentes.

-¿Boca llegará a la final?

-Jugando así es difícil que no llegue.

-Guillermo, de 1 a 10, ¿para qué calificación jugaste?

-El equipo jugó para diez puntos.

Enemigos íntimos

"Estamos peleados. Además, si Guillermo sigue jugando así, voy a seguir peleado con él", ironizó Carlos Bianchi en referencia al rendimiento de Guillermo Barros Schelotto y los rumores sobre que ya no lo tenía como un futbolista intocable en el plantel. Créase o no, después de que el Virrey le ratificó la confianza, el delantero volvió a mostrar destellos de su mejor nivel.

El descanso previo a Calama

El plantel de Boca regresó ayer por la tarde al país y el cuerpo técnico decidió darle descanso al grupo durante el fin de semana. De todos modos, por la contractura que lo obligó a dejar la cancha, el volante Diego Cagna será sometido a una serie de estudios médicos, pero igualmente se especula con que no se tratará de una lesión significativa y estará en condiciones de jugar el próximo miércoles ante Cobreloa, en Calama, por el partido de ida de los cuartos de final. El equipo viajaría un día antes, en un vuelo chárter.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.