Con un gol de Gabriel Mercado, Sevilla le dio vuelta el partido a Betis, se quedó con el clásico y llegó a la cima de la Liga