Sin lugar para especulaciones exageradas en Independiente

Los técnicos Clausen y Bochini coinciden en que la victoria frente a Racing no debe generar falsas expectativas
(0)
27 de enero de 2002  

Freno para especulaciones exageradas. Los análisis de los entrenadores de Independiente Néstor Clausen y Ricardo Bochini son coincidentes en el pensamiento: "No estamos para campeones".

Que la aceleración propia de un plantel joven, como el de Independiente, no se desborde a partir de la victoria de anteanoche por 1 a 0, ante Racing en Salta, es la preocupación. "Hoy hay tres equipos que están por encima del resto y son River, Boca y San Lorenzo. Los demás estamos en un nivel parejo y lucharemos por mantenernos lo más arriba posible", explica Bochini. "Debemos ser conscientes de que somos un equipo humilde y que sólo podemos hacer una buena campaña a través del sacrificio y la humildad", dice Clausen.

Como para que la euforia de sus dirigidos no fuese desmedida, Clausen casi no entregó sonrisa después del triunfo en Salta. Los festejos de los jugadores tras la obtención de la Copa Interprovincial fueron seguidos con rigurosidad por la mirada de Clausen. "No estamos para prometer nada. Si se hace un repaso de la formación del equipo es evidente que la mayoría son juveniles con poca experiencia. A partir de ese punto, y si no llegan los refuerzos, no se pueden crear falsas expectativas", comentó Clausen, ex DT de la reserva devenido entrenador del primer equipo.

Las penurias económicas transformaron al plantel profesional en un cúmulo de sueños juveniles que buscan consolidación. Apellidos como Tissera, Villavicencio, Rivas y Ayala hicieron su presentación este verano. Y las transferencias de Diego Forlán, a Manchester United, y de Ariel Montenegro, a Córdoba, profundizaron los interrogantes en cuanto al nivel de experiencia que tendrá el equipo en el próximo Clausura. Es por eso que para la pareja técnica es imprescindible que se concreten las dos incorporaciones permitidas. Los pedidos están dirigidos a reforzar el ataque. "Atrás estamos sólidos. Al menos en cuatro partidos no nos hicieron goles. Pero, como se sabe, en el fútbol defender es más fácil que atacar. Por eso necesitamos que lleguen los refuerzos para adelante", explica Bochini.

Los dos pedidos que recibió la comisión directiva son Daniel Montenegro, de Olympique de Marsella, y Pablo Cuba, de Talleres. El primero llegará pasado mañana, proveniente de Europa, y una vez en el país dará una respuesta. El volante no sólo es pretendido por el Rojo; también esta en la mira de Huracán. Por el delantero cordobés, los dirigentes harán una oferta esta semana; la intención es sumarlo a préstamo, pero Talleres no estaría convencido para cederlo.

De atrás para adelante. Así parece armarse Independiente según las explicaciones de Clausen: "Durante la pretemporada le dimos prioridad al orden defensivo. Por eso nos faltó agresividad en la ofensiva del equipo". Depués de 16 días de pretemporada, primero en Mendoza y después en Salta, el plantel volverá al trabajo mañana, en Villa Dominico. Lo hará con los pies sobre la tierra y pensando en objetivos cortos.

Prieto, el predilecto

Anteanoche, Livio Prieto ingresó en el segundo tiempo y marcó el gol del triunfo ante Racing. "Si no juego de entrada será porque no me ven bien. No tengo nada que reprocharle a Bochini. El fue muy bueno conmigo, desde que llegué al club él confió en mí."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?