Opinión. Sólido, pero sin mucha imaginación