Sólo palabras de aliento

Tras la tercera caída seguida, el DT Merlo mantuvo una reunión con el plantel para levantarle el estado de ánimo
Alberto Cantore
(0)
27 de septiembre de 2005  

La derrota frente Estudiantes, la tercera de manera consecutiva en el Apertura, dejó un amargo rictus en los rostros de los futbolistas millonarios. Los gestos adustos se repitieron en el entrenamiento matutino de ayer en el Monumental. Durante la liviana práctica las palabras fueron pocas, y sólo cuando el grupo trotó alrededor de la cancha algunos futbolistas -los menos- intercambiaron tímidas frases.

El clima fue advertido por el entrenador Reinaldo Merlo, que improvisó en el vestuario local una reunión con el plantel. La charla no fue extensa -poco más de 20 minutos-, y en ella el técnico remarcó algunos errores, aunque fundamentalmente buscó motivar a sus dirigidos, elevarles la autoestima. "Esto no terminó. La actitud es buena y tenemos que encontrarle una solución a lo que pasa, y para eso hay que trabajar", les manifestó Merlo.

El DT tendrá una doble carga: por un lado, apuntalar el aspecto anímico; por el otro, encontrar el funcionamiento y lograr resultados, porque mañana jugará el desquite ante Corinthians, de Brasil, por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Los jugadores salieron del vestuario y en su gran mayoría prefirieron el silencio. Los que se detuvieron a dialogar coincidieron en las declaraciones. "Es una situación difícil que nosotros no deseamos, a la que le buscamos explicaciones. Vamos a reponernos y revertiremos esto", manifestó Gustavo Oberman. El delantero añadió: "El campeonato está lejos, pero de ninguna manera vamos a decir que se terminó. Falta mucho, y así como nosotros estamos pasando por un bajón, lo mismo le puede suceder a los que están arriba".

Para Leandro Fernández, las palabras que tuvo Merlo con el grupo causarán efecto inmediato: "Estoy confiado en que vamos a sacar adelante la situación; si estamos acá es porque la gente que nos trajo creyó en nosotros y tenemos que demostrar que estamos a la altura de la institución", sentenció el defensor. Por último, Andrés San Martín comentó: "No necesitamos mayores motivaciones porque nada puede superar el estimulo que significa jugar en River".

El máximo referente que tiene el plantel es Marcelo Gallardo, pero el capitán se excusó de hablar. El Muñeco, que no jugó en La Plata, dio una entrevista al programa La Banda Millonaria, que se emite por Canal 26, y allí se explayó: "Cuando se pierden cuatro partidos en un torneo corto las chances se reducen. Ahora hay que sacar un par de resultados positivos para ver en qué punto estamos. El cuerpo técnico está preparado para sacar esto adelante y hay plantel para levantarnos".

El humor de los jugadores fue cambiando con el correr de las horas; mañana, frente a Corinthians, será una prueba para conocer el alcance de las palabras de Merlo.

  • Verón habló y no ilusionó

    Juan Sebastián Verón es una debilidad para el presidente José María Aguilar. Ayer, el futbolista habló por Radio Rivadavia sobre la posibilidad de jugar en River: "Por ahora tiene pocos fundamentos. Yo quiero terminar en Estudiantes, aunque en el medio pueden pasar otras cosas".
  • Vuelve Gallardo, pero salen tres

    Entre tantas penas que aquejan a River debido a los malos resultados, ayer hubo una buena noticia: Marcelo Gallardo está recuperado de la contractura que padecía en el aductor izquierdo y será de la partida ante Corinthians.

    El regreso del Muñeco, sin embargo, contrasta con tres sorpresivas bajas que tendrán los millonarios. Merlo no citó a Víctor Zapata, a Diego Galván y a Federico Domínguez, que por tercera vez consecutiva se quedará afuera de la lista de convocados. Algunas conductas del defensor molestaron al entrenador, por lo que la relación no estaría transitando por el mejor de los momentos.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?