Sólo un escalón para la gloria

Racing se aseguró la punta por primera vez en 33 años; desde el equipo de José, jamás había estado tan cerca
(0)
17 de diciembre de 2001  

Tan cerca está Racing que hasta Mostaza Merlo rompió todas sus cábalas y se animó a decir campeón. Ya ninguno de los hinchas le teme a la palabra prohibida durante tantos años. Porque con su victoria ante Lanús por 2 a 0, la Academia se aseguró el primer puesto del torneo Apertura, algo que no conseguía desde 1968, es decir, desde hace 33 años. Claro que por ese entonces todavía estaba muy latente el título del equipo de Juan José Pizzuti, la Libertadores y la Intercontinental ante Celtic. Y hoy la historia es enteramente distinta.

En aquella oportunidad, Racing, River y Vélez, que finalmente fue campeón, igualaron en la primera posición con 22 puntos. Para definir al ganador se jugó un triangular en la cancha de San Lorenzo. Vélez y River empataron 1 a 1 y Racing cayó ante River por 2 a 0 y ante Vélez por 4 a 2.

En estos 35 años sin títulos, el conjunto de Avellaneda sumó tres subcampeonatos. El primero de ellos fue en el Nacional de 1967, cuando perdió la final con Estudiantes de La Plata por 3 a 0. Racing había eliminado a Independiente en las semifinales, pero cayó en el cotejo decisivo en la cancha de San Lorenzo. En el equipo todavía estaban Alfio Basile, Humberto Maschio y Norberto Raffo, entre otros.

La buena campaña del conjunto dirigido por Víctor Rodríguez no alcanzó en el Metropolitano de 1972, cuando quedó a seis puntos de San Lorenzo, con jugadores como Fillol, Wolff, Chabay y Daniel Onega, que había llegado de River.

La última vez que Racing quedó en el segundo lugar fue en el Apertura 95, cuando también llegó a seis puntos del Vélez de Bianchi. El equipo en el que jugaban Nacho González, Claudio López, el Chelo Delgado y el Mago Capria bajó de la punta al Boca de Maradona y Caniggia, con una goleada histórica por 6 a 4 en la Bombonera.

Si bien el conjunto dirigido por Miguel Brindisi tuvo esperanzas hasta la última fecha, en realidad, con aquella victoria sólo allanó el camino al título de Vélez.

Claro que hubo otros certámenes en los que la Academia estuvo lo suficientemente cerca como para soñar con un campeonato. Tal vez el más recordado es el del torneo 88/89. En esa oportunidad se adjudicó la primera rueda junto con Boca. El conjunto de Alfio Basile tenía como máximo referente al uruguayo Rubén Paz, pero un imprevisto deprimió el rendimiento de Racing. En el partido con Boca, las bombas de estruendo arrojadas por la hinchada aturdieron al arquero Navarro Montoya y obligaron a suspender el partido. El Tribunal de Disciplina le dio por perdido el partido y le descontó dos puntos. La decisión golpeó al equipo, que cayó hasta el noveno puesto.

También pudo ser en el desordenado Apertura 93. Racing cerró el año primero, compartiendo el lugar con Lanús, Vélez y River. Las últimas cuatro fechas se disputaron en 1994. Racing empató dos partidos y sufrió una impensada goleada ante Boca en la Bombonera (0 a 6). Adiós al sueño y título para River.

Desde 1991 se juegan torneos cortos. Con este sistema ya se disputaron veinte certámenes y sólo a dos equipos que llegaron a la última jornada en la punta se les escapó el título (Huracán, que en el Clausura 94 perdió su lugar ante Independiente, y Gimnasia, en el Clausura 95, que lo dejó en manos de San Lorenzo). La mitad de estos torneos se definieron en la última fecha.

Por tantas historias de sufrimiento, ningún hincha académico estará completamente tranquilo hasta que se termine el torneo. Pero si pudieron esperar 35 años, por qué no esperar seis días más...

Casi siempre fuera de casa

Respondiendo a un mandato histórico, si Racing se consagra campeón no podrá hacerlo en Avellaneda. El único título que la Academia festejó como local fue el de 1961, cuando derrotó a San Lorenzo por 3-2. El resto de sus conquistas, incluyendo las internacionales, fueron como visitante o en canchas neutrales.

Si hay desempate, el 27

La historia indica que desde que se disputan los torneos con la modalidad de Apertura y Clausura, nunca debió recurrirse a un encuentro de desempate. En caso de que Vélez le gane a Racing y River supere a Rosario Central en la última fecha del certamen, ambos equipos igualarían el primer lugar con 41 puntos y, dado que la diferencia de gol no cuenta, debería jugarse un encuentro final que definiría el torneo el 27 del actual.

El partido sería en una cancha neutral -aún no está determinada- y en caso de persistir la igualdad, se jugarían 30 minutos de alargue, con gol de oro (por resolución de la FIFA) y, posteriormente, penales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.