Sudor, sacrificio y pura tristeza

(0)
29 de abril de 2004  

SÃO CAETANO DO SUL, Brasil (Especial).- La tristeza dominó todo. Independiente se quedó afuera de la Copa Libertadores y no hubo espacio para otra sensación más que para el desconsuelo. Nunca el sacrificio pareció tan vano... "Sentimos una tristeza inmensa porque hicimos un gran partido. Superamos varias veces la adversidad, pero nos quedamos afuera en los penales", afirmó el arquero Carlos Navarro Montoya.

El guardavalla se refirió a los próximos pasos. "Estamos en Independiente y eso nos obliga a ganar todos los partidos que nos quedan en la temporada, por más lejos que estemos en el torneo local", aseguró. "Ahora de nada sirven los lamentos. Hicimos un gran esfuerzo, dimos todo, pero no nos alcanzó", dijo Christian Giménez.

Ahora se avecinan horas de reflexión y de decisiones para el conjunto de Avellaneda, ya alejado de las posiciones de vanguardia en el Clausura y de los conjuntos con posibilidades para clasificarse a los torneos internacionales de 2005.

Las consecuencias deportivas se verán con el transcurso de los días. El club seguirá con las negociaciones para asegurarse la continuidad de Daniel Quinteros, Christian Giménez y Rafael Olarra, cuyos préstamos vencerán en junio próximo. Algunos ya no estarán la próxima temporada. Es casi un hecho que Damián Manso no seguirá en Independiente. Si bien el volante realizó una tregua con los dirigentes por la deuda, no aceptaría la importante reducción en el contrato que le ofrece Independiente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.