Superliga: cuánto cambiaron en el receso los principales aspirantes al campeonato

El que más modificaciones buscó fue Boca, de nombres y estilos; River y Argentinos mantuvieron la base; Lanús y Arsenal sostuvieron la idea y Vélez se arriesgó con Centurión
El que más modificaciones buscó fue Boca, de nombres y estilos; River y Argentinos mantuvieron la base; Lanús y Arsenal sostuvieron la idea y Vélez se arriesgó con Centurión Fuente: AFP
Christian Leblebidjian
(0)
24 de enero de 2020  • 00:17

Un mini-torneo de siete fechas, trece equipos separados por apenas seis puntos. La Superliga nunca había generado tantas expectativas en la recta final como ahora, aunque está claro que hay conjuntos con ventaja sobre el resto. Argentinos solo sufrió la baja de Bobadilla y encima se reforzó. River, el otro puntero, perdió a Exequiel Palacios y no incorporó, aunque Marcelo Gallardo siempre se las arregla para reinventar el equipo. Los demás tuvieron alteraciones en la fisonomía.

El equipo de La Paternal primero mantuvo a su DT ( Diego Dabove renovó el contrato hasta junio de 2022) y su principal carta ofensiva (Gabriel Hauche era pretendido por Racing pero no se fue) y además incorporó a un viejo conocido: el central Matías Caruzzo llegó libre de Rosario Central, con el pase en su poder. También se sumó el delantero Edwar López y los zurdos Tomás Andrade (volante) y Agustín Aleo (lateral).

River perdió a Palacios y sin Nacho Fernández (suspendido), contra Independiente Marcelo Gallardo recurrió al sistema con los cinco defensores. No se quedó del todo conforme, pero ayer el técnico dijo: "Nosotros perdimos un jugador que tenía quite y juego y estamos buscando y evaluando la mejor manera de reemplazarlo porque no todos los jugadores son iguales en características, no creo que seamos defensivos ahora por los cinco defensores. No le doy importancia a eso".

Marcelo Gallardo, DT de River, en el predio de Ezeiza
Marcelo Gallardo, DT de River, en el predio de Ezeiza Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Más de una vez River demostró que jugar con cinco defensores no es sinónimo de ser cauteloso. Y el entrenador se animó a darle un gran elogio a su equipo cuando, como ex N° 10, señaló: "A mí me hubiese encantado jugar en este equipo porque yo no era un típico enganche, me gustaba correr y pensar porque hacía lo que hacía y este equipo lo hace y cuando tenés estas posibilidades a cualquiera le resultaría cómodo".

Boca fue el que más cambió de los que pelean arriba. No solo se modificó el DT (ingresó Miguel Angel Russo en reemplazo de Gustavo Alfaro), sino que la nueva dirigencia encabezada por Riquelme en el área del fútbol apuntó a dar un vuelco en el estilo de juego: más ofensivo, más protagonista. Por eso se verá un esquema más audaz (4-1-3-2) y en la defensa también aparecerán laterales más ofensivos como Buffarini y Fabra. Incluso como N° 5 aparece Jorman Campuzano.

Incorporó a Pol Fernández (surgido en las inferiores xeneizes), está muy cerca Carlos Zambrano (un central para competir con López e Izquierdoz) y sigue negociando por Paolo Guerrero. No tira la toalla por el N° 9 peruano que juega en Brasil.

Miguel Ángel Russo apunta a un esquema más audaz para Boca
Miguel Ángel Russo apunta a un esquema más audaz para Boca Crédito: Facebook Boca Juniors

Lanús históricamente es un club que le da espacio a sus divisiones inferiores. Su versión 2020 no es la excepción, pero buscó refuerzos con experiencia y oficio para equilibrar la balanza a la hora de asumir las presiones en los momentos decisivos: así llegaron Fernando Belluschi (36 años) y Guillermo Burdisso (31). "Va a ser duro, como todo inicio de torneo. En estos casos hay que ser muy prácticos y precisos con la idea que queremos llevar a cabo. Las ganas al comienzo son muy grandes. Hay que jugar bien al fútbol y aprovechar los momentos", dijo Luis Zubeldía, que tratará de darle continuidad al esquema 4-3-3 con el que cerró el 2019.

Vélez también genera ilusiones ya que a la buena base que supo construir Gabriel Heinze le sumó un delantero picante, encarador y desequilibrante como Ricardo Centurión. Perdió a Leandro Fernández, que regresó a Independiente y todavía busca a Ricky Alvarez y Franco Soldano como variantes ofensivas. El entrenador evitó tildar a su equipo como candidato: "Yo no pienso en el campeonato. Sí estoy convencido de que haremos todos los esfuerzos para pelearlo, pero es muy distinto. Voy a pelear cada partido, es mi forma. Lo quiero ganar, pero no es una palabra tan fácil ni algo tan sencillo de conseguir. Hay que trabajarlo mucho".

Sergio Rondina mantuvo el plantel en Arsenal, con futbolistas que se destacaron como revelaciones: Torrent, Alvarez Suárez, Soraire y Nicolás Giménez, pero no pudo incorporar (quiso a Barrios, que terminó en Gimnasia). Por eso igual marca una crítica: "Hoy los equipos chicos estamos en claras desventajas respecto a los más grandes. Todos pueden sumar a los que quieran. Antes eran dos y ahora pueden armar un equipo nuevo. Los poderosos van a seguir sacando ventaja en este fútbol".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.