La primera B. Talleres (RE), descenso y violencia