Tensión en Huracán: se dispara la crisis entre el presidente Nadur y el plantel

Mauro Bogado escucha las instrucciones del director técnico Israel Damonte; el volante es uno de los futbolistas que apuntó que Huracán no está al día con los sueldos
Mauro Bogado escucha las instrucciones del director técnico Israel Damonte; el volante es uno de los futbolistas que apuntó que Huracán no está al día con los sueldos Crédito: Facebook Huracán
(0)
30 de abril de 2020  • 18:48

Principio de acción y reacción es la tercera Ley de Newton, pero también podría aplicarse a la actualidad de Huracán. La relación de tirantez entre el plantel y el presidente Alejandro Nadur no es reciente, aunque los últimos acontecimientos endurecieron las posiciones antagónicas y aceleraron el estallido. El máximo dirigente del club acusó a los futbolistas profesionales de romper un acuerdo de pago de los salarios atrasados y advirtió que para cuidar el patrimonio de la institución no descarta rescindir contratos. "Voy a defender el patrimonio de Huracán a como dé lugar. Pueden mancillar mi nombre y mi honor, buscar consejo de quienes ustedes deseen y formular todas las acciones legales que crean que les corresponde, pero no va a torcer mi voluntad de defender los intereses del club", señala una carta que el mandamás remitió el lunes a los futbolistas, aunque los términos de la misma trascendieron en las últimas horas.

La misiva de Nadur es una segunda respuesta al reclamo que inició el plantel una semana atrás, mediante un comunicado, a través de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA). Los jugadores expusieron el atraso en el pago de los salarios, premios y primas de los tres últimos meses con la intención de exponer que la deuda no se ajusta únicamente a la situación atípica que desanda el planeta, debido al brote mundial de Covid-19. En el relato los futbolistas señalaban que, de no recibir una respuesta, persistir la deuda o no entablar un acuerdo, recurrirían a la Justicia.

Con una carta, el presidente Alejandro Nadur fustigó a los futbolistas por quebrantar un acuerdo; el máximo dirigente advirtió que no descarta rescindir contrato y no renovar vínculos
Con una carta, el presidente Alejandro Nadur fustigó a los futbolistas por quebrantar un acuerdo; el máximo dirigente advirtió que no descarta rescindir contrato y no renovar vínculos Crédito: Facebook Huracán

La asfixia económica de Huracán es cíclica, por esa razón y desde 2018 se realizó un plan que contempla un pequeño atraso pero que se ajustaba a las exigencias que solicitaba la Superliga para no sancionar al club. Los fondos recibidos de la televisión se destinaban para pagarle a los jugadores, mientras que el dinero que ingresa por cuotas sociales es para abonar sueldos de los empleados que se desempeñan en la sede y en el predio la Quemita. Pero aquel lineamiento se quebró en enero de 2020 y desató el malestar.

Desde el club admitieron la existencia de la deuda, aunque manifestaron que el plantel cobró el sueldo y el proporcional de las primas correspondientes a enero. Según allegados al presidente, los cheques que correspondían a febrero fueron emitidos, aunque se desconoce si llegaron a manos de los integrantes del equipo. La crisis parecía descubrir una solución cuando Huracán se comprometió a pagar la totalidad de los sueldos, pese a "atravesar un contexto sumamente particular de incertidumbre social, económica y financiera por el coronavirus", como se especificó en un comunicado, el jueves 23 de abril. En el mismo, también se incluía a los empleados, quienes tampoco están con los haberes al día.

La formación de Huracán, en uno de los últimos partidos: el plantel está enfrentado con el presidente
La formación de Huracán, en uno de los últimos partidos: el plantel está enfrentado con el presidente Crédito: Facebook Huracán

"Los ingresos habituales con los que cuenta el club se vieron lógica y gravemente afectados por el cierre total de todas sus sedes y actividades, que a la fecha ya lleva más de un mes. El cobro de sponsoreo, licencias, ingresos por ventas, cuotas de actividades y cuotas sociales no bancarizadas han sigo insignificante", rezaba el texto, en el que Huracán aseguraba tener "la certeza de ingresos de fondos en las próximas horas que alcanzarán para cumplir con gran parte de los saldos pendientes".

La débil tregua se quebró, según Nadur, porque los futbolistas ejecutaron un deposito masivo de cheques, cuando el supuesto acuerdo era otro. La ruptura del pacto, la ausencia de diálogo con los referentes y las constantes articulaciones que ensaya cada sector generan un clima enrarecido. La anulación de los descensos hasta 2022, según estableció la Asociación del Fútbol Argentino, una medida que los futbolistas solo ven justa para la presente temporada, pero no para el futuro, ya que degradaría el nivel de la competencia, envalentonó al presidente de Huracán, quien advirtió que no dudará en "otorgar la libertad de acción o no renovará los contratos que vencen el próximo 30 de junio", con el objetivo de blindar el patrimonio del club.

La tensión aumenta, la crisis no se detiene y Huracán repite sus clásicos episodios autodestructivos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.