Tiene la historia en sus manos

A cinco minutos del final, un cabezazo de Víctor López le dio el triunfo a Banfield sobre Tigre por 1-0; los del Sur quedaron a un paso de conseguir su primer título; definen con Boca en la Bombonera
(0)
10 de diciembre de 2009  

Los protagonistas, los candidatos, los sueños, son los mismos. Es que el Apertura mantiene su aspecto desde el campo del suspenso y la improvisación hasta el final. El triunfo de Newell´s frente a Gimnasia LP le certificó temprano a Banfield que no tenía posibilidad de festejar ante Tigre por más que ganara. Por un rato sobrevoló la impresión de que al conjunto dirigido por Julio César Falcioni no le iba a alcanzar todo el partido para perforar a un rival tapado hasta las cejas. Y mientras en Rosario ya hacían apuestas y comenzaban las conjeturas, el cabezazo de Víctor López, a cinco minutos del final, ubicó a los de Sur a un paso de conseguir el único título de su historia. Al igual que antes de la jornada de ayer, los del Taladro llegan a la última fecha, frente a Boca, dependiendo de su propia fortuna y con dos puntos de diferencia por encima de su perseguidor.

El desarrollo del juego se intuía. La actitud de Banfield, impulsado por la victoria de Newell´s en La Plata, fue la de buscar el partido desde el primer minuto. Con apuros, pocas ideas y muchas ansiedades. Con Walter Erviti contenido y James Rodríguez intermitente. ¿Tigre? Cauteloso, apenas con Lázzaro y Luna muy solitarios y en la espera de algún pelotazo.

La primera etapa se caracterizó por las buenas intenciones de los locales... Pero ninguna concreción. Banfield, lógicamente, impuso su búsqueda en forma más sostenida. Con tensión y poca circulación. Sin peso ofensivo, lejos del arco de Daniel Islas. Desprovisto de puntería y sorpresa, salvo algunas ocurrencias de James Rodríguez con sus corridas por la izquierda y los remates de media distancia de Julio Barraza.

La ausencia de cambio de ritmo condicionó a los dirigidos por Julio César Falcioni. Porque les faltó claridad para elegir la mejor opción, y aunque siempre intentaron progresar con intensidad en la cancha, casi nunca le agregaron claridad a su propuesta. Salvo un remate de James Rodríguez en el travesaño y otro cruzado de Barraza, el Taladro generó poco peligro en las inmediaciones del arco de Islas.

Banfield, urgido por dar rápido señales positivas ante su público, que no cesaba de alentar pese a los nervios, se encontraba desorientado, sorprendido y sin poder conformar las sociedades que tanto beneficio le habían dado durante el campeonato. Le costó bastante a Erviti -generó una sola acción de peligro cuando dejó a tres en el camino y remató desviado- entrar en juego con James Rodríguez y algo parecido les pasó a los uruguayos Sebastián Fernández y Santiago Silva, bien contenido por Damián Leyes.

No se metió en el partido Tigre con aspiraciones ofensivas. Casi que no lo jugó, lo friccionó y lo luchó (un ejemplo fue el golpe de Maxi Oliva que dejó groggy a Fernández). Sin ningún jugador con el papel de creador, y con cinco volantes en el medio campo, pasó inadvertido en varios pasajes del partido; Lázzaro ganó poco en ataque, sin demasiados centros de peligro; Luna deambuló entre los marcadores centrales, Sebastián Méndez y Víctor López; los únicos que empujaron e intentaron llevar peligro fueron Mariano Passini y Ramiro Leone

A Banfield se le podrán criticar muchas cosas de su producción de anoche, pero siempre buscó los tres puntos y los consiguió con ese cabezazo emocionante de Víctor López, que saltó más que nadie entre los hombres de Tigre. Sin dudas, para el Taladro el Apertura contiene todos los aditivos para convertirse en un fin de año histórico.

  • Tras el cambio, buena tarea de Furchi

    Después del polémico reemplazo de Pablo Lunati por Rafael Furchi, las miradas se concentraron en el árbitro, que cumplió una buena labor. En el primer tiempo, dejó seguir correctamente la jugada tras un pase atrás sin intención de Castaño a Islas e intervino justo en un choque de piernas entre Battión y Silva con San Román.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.