Bronca en el vestuario local. Todas las críticas fueron para Collado