Tras el bochorno ante Lanús, Arsenal no va a hacer reclamos