Tras un viaje extenso, la selección llegó a Nueva Jersey