Tres para una corona

A seis fechas del final del certamen, un análisis sobre las posibilidades de los candidatos: Vélez (31 puntos), Boca (31) y River (30).
(0)
26 de mayo de 2003  

El Clausura tiene nítidamente planteado su nudo argumental desde que identificó a sus tres candidatos. Hoy propone el plato más apetecible: el de las expectativas. Es el tiempo de paladear una definición candente, ardua. Vélez (31 puntos), Boca (31) y River (30) animan una carrera que ya no da margen para grandes tropiezos.

Examínese el fixture de las seis fechas decisivas y se tendrá masa apta para moldear especulaciones. Por coyuntura y por historia, Boca y River conforman una suerte de bloque aparte, del que Vélez, incluso, puede sacar ventajas. El camino propone de inmediato el superclásico, un partido de esos de los que no se sale igual que como se entra . Por Liniers se recibe de buen grado el hecho de que sus rivales se desgasten (en puntos y en ánimo) el uno al otro.

Siempre en lo potencial, el equipo millonario tiene una ventaja y una desventaja en su agenda: es el que debe afrontar más choques con equipos grandes (además del clásico con Boca lo esperan San Lorenzo y Racing), pero el que menos salidas lejanas tiene que cumplir (sólo una: Olimpo, en la penúltima fecha). Boca tiene por delante a River y a Independiente y viajará para medirse con Talleres y con Rosario Central; Vélez jugará con Racing y se trasladará a La Plata (Gimnasia) y a Paraná (Colón).

Hay un dato más que conocido: las fuerzas del equipo de Carlos Ischia están concentradas en el Clausura como único objetivo, mientras que Boca y River las tienen dispersas entre el medio local y la Copa Libertadores. Más allá de ese hecho, ¿sobre qué columnas se apoya cada uno? ¿Qué puntos flojos reconocen?

Además de contar con el goleador del torneo (Roberto Nanni, 11 conquistas), el Fortín es el equipo con menos tantos en contra (7). Acumula tres victorias en serie (ante San Lorenzo, Boca y Lanús), partidos en los cuales su arco no fue vencido. Un momento excelente, apoyado sobre su propuesta de presión, defensa sólida y frescura. ¿Resistirá el peso de ser candidato? Hasta ahora lo hace sin problemas, salvo algún punto digno de atención: en la próxima fecha jugará ante Gimnasia conociendo los resultados de sus máximos rivales. Esto ocurrió anteayer y le originó cierto nerviosismo.

En Boca hay una política decidida: mientras el equipo siga adelante en la Copa apelará a una formación semialternativa en el Clausura, como se observó en el triunfo de anteayer frente a Chacarita. El choque con River, claro está, será una excepción: el domingo próximo, en la Bombonera, Carlos Bianchi pondrá lo mejor que tiene. Desde lo físico, el equipo está sosteniendo aceptablemente su doble lucha, y desde lo futbolístico todavía muestra alguna irregularidad: alterna prestaciones muy altas (ante Paysandú, Cobreloa o, en menor medida, Colón) con otras menos convincentes (frente a Chacarita). Es que el mencionado cambio de figuras condiciona su rendimiento.

River, hasta aquí el conjunto más goleador del torneo (27 tantos), también eligió una rotación moderada . Ante Banfield, por caso, Manuel Pellegrini reservó a D´Alessandro y a Claudio Husain, pero tampoco se guardará nada en el duelo contra Boca. Lejos de aquel tiempo de turbulencias, goza de mucha más estabilidad en su funcionamiento, aunque también tiene algunos baches. Lo impulsan su confianza, el gran momento de varias individualidades (entre otras, Demichelis, D´Alessandro, Cavenaghi y Lucho González) y la certeza de su DT sobre el dibujo táctico más conveniente.

Una curiosidad final: si Vélez llegara con posibilidades de coronarse en el partido ante Estudiantes, podría repetirse lo sucedido hace diez años. En efecto, en el Clausura 93 también enfrentó al conjunto platense como visitante en la penúltima fecha; igualó 1 a 1 y alcanzó su primer título con Carlos Bianchi como DT.

Seis semanas de suspenso. Seis capítulos decisivos. La lucha promete emociones fuertes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.