Triste y traumático final para los sanjuaninos