"Tuvimos amor propio para empatarlo"