Un acuerdo para volar a Brasil

Al final, el plantel viajará hoy por la tarde a Río de Janeiro
(0)
10 de diciembre de 2001  

Acá no ha pasado nada. Parece un mal sueño que, 24 horas antes, el plantel de San Lorenzo se inclinó por tomar una medida de fuerza y no concentrarse para el partido con Huracán. Pero ayer, tras el match, dirigentes y jugadores se esforzaron por ocultar lo que, un día antes, era un claro enfrentamiento. Todo fue solucionado ; por eso hoy no habrá inconvenientes para que los futbolistas azulgranas se embarquen a las 15.05 rumbo a Río de Janeiro, para disputar pasado mañana la primera final de la Copa Mercosur, ante Flamengo. Como si nada hubiera pasado.

La molestia se percibía en el rostro de cada uno de los que entraban o salían del vestuario local. Y la razón no era la caída ante el rival de barrio. "¿Si viajamos mañana (por hoy)? Todavía no lo sabemos; mañana vamos a venir a entrenarnos normalmente y después lo decidiremos. Coco (Ameli) y Pablo (Michelini) están teniendo una reunión ahora. Habrá que ver", explicó Guillermo Franco, en un tono pesimista. Las sensaciones del resto, hasta ese momento, eran similares.

"Esto ocurrió porque existe un desgaste grande entre los jugadores y los dirigentes. Lo que falta acá es tolerancia. Además, si no se concentraron es porque no jugaban ellos, los que tomaron la determinación", comentó por lo bajo un dirigente azulgrana, que reconoció que el reclamo del plantel no se refiere sólo al dinero de la Mercosur (serían US$ 900.000), sino también por el pago del sueldo de octubre, que en algunos casos no llegó a completarse.

Sin embargo, todo cambió minutos después. El presidente Fernando Miele salió del vestuario local calmo y sonriente. "Está todo solucionado, no hay ningún problema", aclaró de entrada. "¿Si me preocupan los problemas económicos? No, para nada; más preocupado estoy por los problemas del país."

Las versiones indican que los jugadores aceptaron la garantía personal de Miele para avalar el pago de la deuda, algo que la jornada anterior no habían tomado. Pero faltaba, claro, la palabra del capitán, Horacio Ameli. Minutos después, confirmó los dichos del presidente: "Sí, viajamos mañana a la tarde, como estaba previsto. Está todo solucionado".

-¿Pero cuál fue el origen del problema y cómo se solucionó?

-Olvidate. No pasó nada. Acá no hay ningún problema.

No sonó tan convincente como Miele. Pero el conflicto se solucionó y acá no pasó nada.

Pellegrini: "Estoy muy desilusionado"

"Estoy muy desilusionado, porque no puedo entender que a pesar de que estamos a punto de jugar la final de la Mercosur, los problemas económicos se sigan sucediendo". La frase la expuso Manuel Pellegrini, técnico de San Lorenzo, mientras el presidente Fernando Miele intentaba llegar a un acuerdo con Horacio Ameli y Pablo Michelini, referentes del plantel.

"No se pueden tener tantos problemas en un momento tan importante: este equipo ya dio demasiadas ventajas porque no se entrenó y no se concentró ayer (por el sábado) a horas de jugar el clásico con Huracán y la primera final con Flamengo", comentó el chileno, que tiene vínculo con la entidad hasta fines de diciembre. "Todo lo que pasa me cuesta creerlo", señaló.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.