Un año explosivo

Resulta inexplicable que la integración del cuerpo técnico todavía sea un tema de debate, pero en cada cruce queda en evidencia un cóctel de contradicciones y celos que agobia a la selección
Cristian Grosso
(0)
24 de diciembre de 2009  

El 12 de noviembre de 2008, apenas ocho días después del comienzo oficial de su ciclo, Diego Maradona explotó y merodeó la idea de una renuncia. ¿El desencadenante? Oscar Ruggeri, ya que Julio Grondona entonces advertía que siempre rechazaría su contratación. Tanto tiempo después, la integración del cuerpo técnico del seleccionado no tiene conciliación. En aquellas jornadas ya se advertía que la convivencia se sometería a un constante tembladeral en medio de personalidades siempre contradictorias y contestatarias. Hoy, definitivamente, no es sólo una historia de enredos. Es mucho más grave.

La llegada de Maradona al seleccionado escenificó una cadena de reconciliaciones entre personajes que poco antes se habían descalificado sin misericordia. Un mal augurio. Un escenario movedizo. Hoy resulta inaceptable que la conducción de la Argentina persista como un punto conflictivo y agite la permanente sensación de inestabilidad que acompaña al conjunto albiceleste. Es que todas las partes se han alejado de la discreción. La llegada de Maradona a la selección fue una imposición de Grondona, aunque el proyecto y la dirección de la idea fue de sus hijos, Julito, y especialmente, Humberto. Se habló de una conducción colegiada y por eso apareció Bilardo como secretario técnico, aunque en realidad fue una cobertura ante los miedos que encerraba la nominación del Diez. Y, aunque siempre se invocó la mística del 86 como pieza fundacional, comenzaron los delirios de veleidades para conformar el grupo de trabajo. Celos de cartel y deslealtades armaron varias parodias. Desde el alumbramiento se trató de un circo del que nadie ya se pudo desprender. Tampoco, nunca nadie ayudó con al menos una pizca de sentido común.

La verborragia de todos, ya no sólo de Maradona, es peligrosa. Cada uno de los protagonistas de este sainete se ha permitido atropellos desaconsejables. ¿Qué más puede decir Bilardo en su promocionado programa de radio del próximo lunes? La relación Maradona-Bilardo-Mancuso-Grondona-Ruggeri-Lemme-Batista-Gamboa-Mohamed-Noray Nakis y demás firmas ya atravesó tantos vaivenes que se puede esperar cualquier sorpresa. Sobran antecedentes de desencuentros como para desconfiar. Coquetean con el abismo. Poder, envidia, caprichos, egoísmos, tozudez, intereses... Ni mística ni prioridad, sólo ribetes payasescos que se detallan en el día a día de 2009 que acompaña la página. Varias veces se alertó que el equipo albiceleste no es un club de amigos ni un bien personal para accionar premios y castigos. Histerias y veleidades sofocan a la selección argentina.

19 de enero

Maradona: "Obama eligió lo que él quiso y a mí no me quieren dar a Ruggeri. Me merezco tener lo que quiero. Todos los técnicos, desde Menotti hasta Pekerman, tuvieron lo que quisieron".

9 de febrero

Maradona: "La verdad es que la selección es más difícil de lo que esperaba. Creí que llegar acá era como que te daban todo, viste. Resulta que llegás a la selección, pedís un técnico, y no te lo dan".

25 de febrero

Maradona: "Nosotros hicimos una reunión en la que a todos nos quedó claro que si Ruggeri no venía, tampoco Humbertito. Eso fue muy claro. Todavía no me llevo con Humberto porque no lo conozco y no tuve mucho trato. Nosotros nos manejamos muy bien con Bilardo, con quien está todo más que bien".

26 de febrero

Grondona: "Mi hijo no tiene nada que ver con la selección mayor".

5 de marzo

Maradona: "Creo que Bilardo no peleó tanto por Ruggeri como peleó por Humbertito. Yo sé a ciencia cierta que a Bilardo lo pusieron por si yo fallaba, aunque yo demostré que puedo comandar un grupo".

28 de marzo

Batista: "Alguien le metió fichas a Diego, lo convenció para que cambiara la opinión que tenía de mí".

3 de abril

Bilardo: "Con Diego estamos bien. Hablamos cuando tenemos que hablar. No sé por qué dicen que hay problemas. Le doy $ 20.000 al que diga que escuchó que yo haya dicho que iba a renunciar. Sería muy malo irse ahora. Ni loco me voy".

5 de mayo

Ruggeri: "Por ahora he decidido respetar lo que me pidió Diego, aunque claro que tengo muchas ganas de hablar…"

11 de mayo

Ruggeri: "Las puertas no están abiertas para todos. Bilardo no hace lo que yo hice en 8 años por la selección"

19 de mayo

"Lo que hizo Ruggeri no suma, resta. Yo no puedo pasar por arriba de Grondona y Savino", dijo Bilardo . Y Maradona insistió: "Voy a pelear contra viento y marea para que esté Ruggeri". Grondona agregó: "¿Quién, Ruggeri? No lo conozco. Bueno, que Diego insista, yo voy a seguir insistiendo en que nos clasifiquemos al Mundial". Y hasta apareció Noray Nakis : "Ruggeri fue a perturbar un trabajo y me molestó".

21 de mayo

Batista: "Que Diego haya querido ser técnico de la selección es respetable, pero yo también merecía respeto porque era candidato, quizás más que él. Los juveniles y la mayor deberían ser una misma cosa, pero nosotros, profesionalmente, no tenemos el diálogo que deberíamos tener".

3 de junio

Maradona: "La verdad no sé que le pasa a Batista. Parece que tiene la menstruación. Tal vez quiere que me pinte los labios y le vaya a dar un beso. Se la pasa hablando cosas que no son. Yo lo llamé cuando quedó afuera del Mundial Sub 20, no sé que más espera. Batista me tiene cansado".

28 de junio

Enrique Merelas: "No es de mi gusto este cuerpo técnico. Nunca me imaginé este cambalache en la selección. Esta selección es un cachivache. Esto de tener un cuerpo técnico que habla mal del presidente de la AFA, a mí no me gusta".

28 de septiembre

Maradona: "La relación con Bilardo está bien, está bien. Pero no me gustan las listas anticipadas, no me gustaron las reuniones, lo tengo todo anotado en la computadora para hablar después de las eliminatorias".

28 de septiembre

Maradona: "No estoy peleado con Batista, ni con Brown, ni con el Negro Enrique, ni con el Vasco Olarticochea".

28 de septiembre

Bilardo: "No creo que Diego me pida que me vaya. La base de las listas siempre se las habló con Diego. Siempre trabajamos con Mancuso y Lemme, para que luego ellos se lo informaran a Diego".

6 de octubre

Maradona: "Después de la clasificación voy a ver si sigo, lo voy a evaluar. Pasaron cosas que no me gustaron. Si sigo, será con mis condiciones".

20 de octubre

Maradona: "Acá no hay ninguna mano de Bilardo. Los que nos rompemos la cabeza pensando los cambios somos Mancuso, Lemme y yo. Hacemos los cambios, todo. Bilardo a mí no me sugirió nada, pero si se lo sugirió a Lemme es otro problema que vamos a hablar. Pero parece que en Bilardo el técnico sobrepasa al manager".

4 de noviembre

Bilardo: "Con Diego puede haber un quilombo más. La convivencia de acá al Mundial será igual. Siempre fue así. Los conflictos que tenemos afectan a los jugadores, sobre todo a los de afuera, porque no saben lo que pasa".

5 de noviembre

Verón: "No es fácil, estamos en el medio, pero me mantengo al margen. Son dos personas grandes que resuelven sus cosas de la mejor manera que ellos piensan. Son temas de ellos, personales, más allá del aprecio que le tengo tanto a Carlos como a Diego".

11 de noviembre

Lemme: "Me llamó Diego y me dijo que él me trajo, pero que no iba a seguir. Que se trataba de un cambio. Le pedí hablar personalmente y me dijo que no podía. Me sorprendió la decisión porque Diego me había dicho que ése era el cuerpo técnico para el Mundial. Cuando Diego me habló para que me incorpore a su grupo, yo trabajaba en la provincia de Buenos Aires... Yo había trabajado en Sevilla con Bilardo, el más grande, le guste a quien le guste".

6 de diciembre

Bilardo: "A principio de año me dijeron, «mira Carlos que hay una persona, que esta ahí cerca de ustedes, que los va a hacer pelear. Seguro, estate atento». Ya lo descubrí, pero no te voy a decir quién es. Atando cabos, atando cabos, atando cabos, después de 50 años dirigiendo, si no te das cuenta de quién es… dedicate a otra cosa. ¿Si va a ser un estorbo? Y, no sé, vamos a ver, creo que sí…"

21 de diciembre

Mancuso: "Con Bilardo tenemos muchas diferencias. No lo vamos a negar. Pensamos diferente del fútbol…, de la vida. Yo casi no tengo relación; hola y chau, pero trato de respetarlo".

22 de diciembre

Bilardo: "Me cayó muy mal lo que dijo [por Mancuso]. Siempre me callé porque estaba la clasificación al Mundial de por medio, me las comí todas, pero esta no me la como. No puede venir un tercero que no tiene nada que ver en este baile nuestro de luchar contra el mundo y decir lo que quiera. El 28, en mi programa, voy a decir lo que siento porque me comí un año callado, pero no me callo más y el que me habla lo mato. Con Mancuso hace un mes que no hablo. El fomenta la división con Maradona".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.