En Serbia, un cabezazo a lo Zidane en Alemania 2006