El ascenso. Un choque por la punta