Interminable. Un cierre de euforia, emoción y luces en los festejos de Real Madrid