En Caballito. Un empate pobre que no ayuda a Ferro