Un equipo a la deriva, entre el nerviosismo y los desajustes

El ensayo futbolístico no dejó nada positivo para la Argentina; varios jugadores desaprovecharon la oportunidad
(0)
23 de diciembre de 2009  

BARCELONA (De un enviado especial).- Cuesta el ingreso en el hotel Rey Juan Carlos I después de una derrota como la de ayer. El rostro de desilusión de Pozo. La tristeza de Otamendi por no haber conformado al entrenador y por haber salido en el entretiempo. La bronca de Demichelis, que sentado en un sillón pensaba una y mil veces en los errores cometidos. El fastidio de los laterales Alvarez y Papa porque entienden que quedaron en deuda. El dolor sin respuestas de Lavezzi, que entró con el pie izquierdo en una nueva experiencia. Y el respaldo incondicional de Maradona al plantel, diciéndoles en privado a los jugadores: "Me voy conforme con la actitud, merecimos el empate".

Catalunya, con seis futbolistas de Barcelona, entre ellos un Xavi siempre cerebral, le complicó la existencia a un rival conformado con cinco titulares del fútbol argentino. Lo hizo con la astucia de lo simple: cerrar caminos, tocar el balón y buscar la profundidad. Sergio García y Bojan le hicieron empinado el partido a los defensores argentinos. Un gran inconveniente para el seleccionado fue ganarle a su propio nerviosismo. Se encadenaron movimientos desordenados en el medio que se hicieron reiterativos. Después de probar con tantos jugadores, ¿qué respuestas dejó ayer el equipo?

  • El arco. No fue auspiciosa la oportunidad que tuvo Diego Pozo. El crédito sigue abierto, pero lejos estuvo de dar seguridad y tuvo responsabilidades marcadas en los tantos del rival.
  • La defensa tiene lugares libres. Demichelis no cumplió con su papel; el capitán argentino fue desairado por Bojan en el segundo gol catalán y perdió ante Moisés Hurtado en el último minuto del partido. Otamendi perdió la marca ante Sergio García en el 1-0 y Maradona lo sacó en el entretiempo. Los laterales perdieron bastante y tampoco fueron alternativas de proyección.
  • Sin conducción. Al trabajo de contención en el medio campo, sostenido ayer por Bolatti y Gago ante la ausencia de Mascherano, le falta como contrapartida que el recorrido hacia adelante sea más claro y más elaborado. La formación utilizada ante los catalanes reforzaba la idea de jugar con dos líneas de cuatro, con la obligación para Pastore de bajar a la posición de enganche cuando la jugada lo pedía. No fue suficiente y los ingresos de Dátolo, Banega y Salvio tampoco aportaron soluciones.
  • Los nombres del gol. Gonzalo Higuaín y Ezequiel Lavezzi tuvieron situaciones de riesgo, pero fallaron mucho.
  • Preocupación por la lesión de Mascherano

    Por pedido de Diego Maradona, el doctor Donato Villani viajó a Liverpool para revisar la rodilla derecha de Javier Mascherano (foto), que estaría al menos un mes alejado de las canchas debido a una distensión de ligamentos. Se le harán más estudios para determinar si la lesión no es más grave.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.