Un escenario sublime para una enorme obsesión

En un estadio majestuoso, San Lorenzo desea extender el sueño frente a Gremio
En un estadio majestuoso, San Lorenzo desea extender el sueño frente a Gremio
Ariel Ruya
(0)
30 de abril de 2014  

PORTO ALEGRE.– Es un gigante despierto, abierto al cielo, cómplice de las estrellas. Butacas azules, asientos celestes, una armonía quebrada, apenas, para el sector de los fanáticos, que suelen disfrutar del espectáculo de pie. "A Torcida mais fanática do Brasil", escribe la leyenda, en los cuatro costados. El Arena do Gremio es un show de luces para 60.000 espectadores, inaugurado en diciembre de 2012, a un costo estimado de 350 millones de dólares. Pero, vale aclararlo rápidamente, no será una de las sedes mundialistas. La constructora OAS puso la idea; Gremio, la pasión. Aunque, por ahora, los hinchas respiran nostalgia: extrañan el estadio Olímpico, viejo escenario de tantas batallas, caído en desgracia por el olvido.

En un césped desparejo y maltratado, San Lorenzo se nutre del futuro. Recorre cada centímetro de una cancha forjada en una zona de calles descalzas, conocida como Humaitá, algo así como la humildad convertida en barrio. "Es espectacular. Es nuevito y va a tener un marco acorde a lo que vamos a jugar", advierte Edgardo Bauza, el conductor. "¿Puedo estar más motivado que jugar en esta cancha, con este rival y en esta instancia?, se pregunta solito Julio Buffarini. "No", responde rápido. "Es increíble, si recuerdo que apenas unos meses atrás, jugaba en el ascenso y hasta sufrimos para mantener a San Lorenzo en primera", sentencia, rápido de reflejos. San Lorenzo, en este magnífico escenario, jugará hoy, a las 22, contra el popular equipo brasileño, persiguiendo el mismo sueño de siempre: la Copa Libertadores. Si gana, empata o pierde por un gol de diferencia a partir del 1-2, se instala en los cuartos de final.

Es, en sí misma, una obra de arte. "No está emparchado como el Beira Río", se divierte un "gaúcho" al paso. El estadio de Inter, que espera a nuestra selección para el choque con Nigeria, fue remodelado por unos 140 millones de dólares. Los alrededores, hoy, son un basural: es la obra en construcción en estado puro. La nueva cancha de Gremio, sin embargo, tuvo un lío grande: una grada se cayó en enero de 2013 en un partido copero contra la Liga y provocó diez heridos.

Mientras se deslumbra con las luces, San Lorenzo pisa fuerte. "El entorno no nos va a asustar. Tenemos un equipo con personalidad", acelera el Patón. Que descubre, sin embargo, la otra realidad: "Este plantel no está conformado para defender", sugiere. El triunfo por 1 a 0 es una noble ventaja. El Arena do Gremio sedujo a San Lorenzo. Y San Lorenzo, ahora, debe estar a la altura de semejante escenario.

Por: Ariel Ruya
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.