Un final envuelto en las sombras

El Colegio de Arbitros, por sugerencia de Julio Grondona, sacó al polémico Pablo Lunati de Banfield vs. Tigre y en su lugar designó a Rafael Furchi
Alberto Cantore
(0)
9 de diciembre de 2009  

No se trata de algo nuevo, sino de otra mancha que enturbia una definición del fútbol argentino. Las flojas actuaciones de varios árbitros en el Apertura provocaron suspicacias y repetidos reproches de parte de los jugadores y los dirigentes. La acusación del juez Cristian Faraoni inculpando a Aníbal Hay, veedor y que desempeñaba el cargo de relaciones públicas en la AFA, alimentó las sospechas sobre la integridad moral y las capacidades de un grupo de jueces, lo que dio lugar a una investigación.

Las airadas protestas de los futbolistas, cuerpo técnico y autoridades de Newell´s por el desempeño de Pablo Lunati en el encuentro entre los rosarinos y Arsenal, el domingo pasado, avivaron aquellos prejuicios. Y la medida que tomó ayer el Colegio de Arbitros, un día antes del trascendental partido que disputarán Banfield y Tigre, de reemplazar al controvertido Lunati por Rafael Furchi dejaron al descubierto las desinteligencias de quienes conducen, y avivaron el debate que tiene en el ojo de la tormenta a quienes imparten justicia.

Un llamado desde Abu Dhabi fue suficiente para modificar el mapa, aunque no para echar luz a una realidad que desde un principio se reflejó desatinada. El presidente de la AFA, Julio Grondona, levantó el teléfono y desde Medio Oriente le sugirió a Jorge Romo, titular del Colegio de Arbitros, que para descomprimir la situación reemplace a Lunati, que había tenido un flojo desempeño el domingo. Aquella actuación levantó sospechas en Rosario, y el sorteo para los cotejos de la 18a fecha generó todo tipo de comentarios, cuando la bolilla N°7, correspondiente a Lunati, salió para conducir a Banfield, el rival directo de Newell´s en la pelea por el título. Llamativamente, Furchi no ingresó en el sorteo ya que las autoridades del Colegio de Arbitros sostuvieron que ya había dirigido en esta jornada el encuentro que Estudiantes adelantó con Central. Pero ese partido fue arbitrado por Carlos Maglio...

Antes de la 17a jornada, el presidente del Colegio de Arbitros de Mendoza, Pedro Castellino, había puesto en tela de juicio el patrimonio de Lunati. "Tiene un auto que vale 250 mil pesos u 80 mil dólares. No creo que el arbitraje dé eso. Cuando se habla mucho, hay que investigar, porque indudablemente este chico tiene locuras, tiene cosas que no condicen con lo que es el arbitraje", sostuvo.

Con los desatinos del domingo y la designación para dirigir a Banfield, en Rosario estallaron. "Sorprende que se haya tomado la decisión de incluirlo en el bolillero. Es una alegría que se hayan reconocido todas los reclamos que hicimos, porque demuestra que hay valentía para rever una situación compleja y adversa", especificó ayer Guillermo Lorente, presidente de Newell´s, sobre la sorpresiva medida. Después del tropiezo 2-1 con Arsenal, circuló la versión sobre una supuesta amistad entre el árbitro y un polémico presidente del club del Parque Independencia, que fue derrotado por quien maneja ahora el club y ve con buenos ojos que los rojinegros no se consagren campeones.

Aquella satisfacción del titular rosarino no perturbó a Carlos Portell, la máxima autoridad de Banfield, que se mostró sereno con la decisión que involucró al líder del certamen. "Para nosotros es lo mismo, sea uno u otro el árbitro. No sé si la personalidad era tan fuerte para soportar una presión tan grande, podría haber estado condicionado", deslizó Portell.

Las palabras de Guillermo Marconi, titular del SADRA, ofrecieron otra mirada sobre el escandaloso hecho. "Sumándolo al sorteo lo expusieron. Primero te ponen y después te sacan, si así cuidan a los árbitros que tienen buen concepto [N de la R: el veedor informó que su desempeño fue bueno en Rosario], no me imagino lo que debe pasar con los demás árbitros".

En tanto, el Colegio de Arbitros emitió un comunicado en la página oficial de la AFA, firmado por Romo, en el que explica que la "designación recaída por sorteo sobre Lunati ha resultado innecesariamente reiterativa para los partidos que resuelven el torneo en disputa" y confirma que su reemplazante será Furchi.

Desde hace un largo tiempo, el arbitraje argentino está envuelto en continuas polémicas y los últimos desempeños de los hombres de negro sólo alimentan suspicacias. En los pasillos de la AFA sostienen que con las irregulares actuaciones se prescindiría del sistema de sorteo para volver a las designaciones a "dedo". Sería un simple maquillaje para un problema mucho más profundo.

12 partidos dirigió Lunati en el Apertura. Sancionó cuatro penales y expulsó sólo a un jugador. LA NACION calificó con 4 puntos su actuación en el partido entre Newell´s y Arsenal, el domingo pasado y no figura entre los 10 mejores promedios del certamen.

Dixit

"No tendría que haber sido designado. El Colegio de Arbitros no puede tener este tipo de errores. Están los árbitros sospechados y los envolvieron a todos en un mar de dudas"

Guillermo Marconi. Titular del SADRA

"Lunati no iba a estar en condiciones de dirigir una final como ésta, porque lo que había provocado en Rosario no lo dejaba en condiciones psicológicas normales para hacerlo"

Guillermo Lorente. Presidente de Newell’s

"Nos llamaron del Colegio de Arbitros y consideraban que era mejor que no dirigiera Lunati y sí que lo hicera Furchi. Lo aceptamos como lo hicimos siempre"

Carlos Portell. Presidente de Banfield

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.