Un imán para el deporte

Con el poder del dinero y una infraestructura lujosa, Abu Dhabi se convirtió en un potente foco de competencias de elite internacional
Francisco Schiavo
(0)
14 de diciembre de 2009  

ABU DHABI.- En busca de similitudes, el deporte parece un espejo, acaso el único, en la esencia del mundo árabe y el occidental. Una semana por estos lados permite confirmarlo. No pueden trazarse comparaciones en gustos, gestos, creencias y carácter. Aquí la gente casi no se ríe por las calles ni habla con desparpajo y con ademanes. A veces grita, eso sí, e intimida cuando no se le entiende bien. No se sabe bien si es un reto o una explicación más puntillosa. Pero el deporte se colorea una ilustración universal.

Los Emiratos Arabes son siete monarquías hereditarias con poderes centrales para gobernar la confederación: Abu Dhabi -la capital-, Dubai, Ajman, Fujairah, Sharjah, Ras al-Khaimah y Umm-al Quwain. Sus límites son el Golfo Pérsico, Omán y Arabia Saudita. Cada una tiene autonomía política, económica y judicial. El presidente es el jeque Khalifa bin Zayed Al-Nahayan, que sucedió a su padre Zayed bin Sultan Al-Nahayan, en 2004, y que también gobierna Abu Dhabi. Aunque la máxima autoridad es el Consejo Supremo Federal, integrado por los siete emires. Según la revista Forbes , Khalifa bin Zayed Al-Nahayan es uno de los gobernantes más ricos del mundo, con una fortuna de 19.000 millones de dólares. Es uno de los principales impulsores del deporte y cuentan por aquí que sus favoritos son las carreras de caballos y de camellos. Así se entiende por qué Abu Dhabi tiene tanto magnetismo cuando de competencias se trata.

El deporte parece un buen refugio en una ciudad en la que la diversión no abunda, pese a la belleza del lugar. Los habitantes dicen que sólo está dirigida a los extranjeros y, entonces, se entiende por qué los únicos restaurantes que cierran tarde y los locales bailables están en los hoteles más lujosos.

El Mundial de Clubes fue una apuesta fuerte de la región, que tenía como antecedente la organización del Mundial Sub 20, en 2003. Es más, se piensa que los Emiratos Arabes será una de las sedes candidatas para un Mundial de mayores en no mucho tiempo más. Si hasta el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, elogió la marcha del torneo hasta ahora. El fútbol queda como la actividad predilecta, pero por ahora la competencia local no es demasiado fuerte y los Emiratos Arabes apenas jugaron un Mundial: Italia 90, en el que perdieron todos los partidos (1-5 con Alemania, 1-4 frente a Yugoslavia y 0-2 ante Colombia). El cricket lo sigue de cerca. Aunque no todo se resume en eso.

El tenis abrirá 2010 con una exhibición que reunirá a seis jugadores en busca de un premio único de US$ 250.000. El suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal confirmaron sus presencias en el torneo que, curiosamente, empezará este año? el 31 de diciembre. En principio, los otros participantes serán el español Fernando Verdasco, el francés Jo-Wilfried Tsonga, el ruso Nikolay Davydenko y el sueco Robin Soderling.

El golf atrapa nombres argentinos. El Abu Dhabi Golf Championship se juega normalmente después de la segunda semana de enero, en el Abu Dhabi Golf Club. El último lo ganó el inglés Paul Casey, que se llevó un premio de 245.122 euros, cifra que no está entre las más altas del circuito, pero va en aumento. Además, la cantidad de sponsors atrae a muchas de las principales figuras. Este año jugaron los irlandeses Padraig Harrington y Rory McIlroy, el español Sergio García y el inglés Ross Fisher, figuras a nivel mundial. La bolsa fue de 1.475.158 euros. La competencia se incorporó al Tour Europeo en 2006.

Entre otros, los argentinos que el mes próximo comenzarán la temporada del Tour Europeo, justamente en Abu Dhabi, son Ricardo González, Daniel Vancsik y Rafael Echenique. A los jeques les gusta mucho el golf y quedan cautivados con la idea de animar los Pro Am con los jugadores de renombre.

La Fórmula 1 desembarcó este año a todo lujo en Abu Dhabi. Alcanzará con decir que fue la primera carrera en la historia que empezó de día y terminó de noche, con el triunfo del alemán Sebastián Vettel (Red Bull). Pero mejor conviene detenerse en otros detalles.

El autódromo se construyó en la isla artificial de Yas, con una inversión de 26.600 millones de euros. Eso no sorprende tanto como otras especificaciones: una superficie construida de 25 km cuadrados con 5000 árboles plantados, un parque temático de Ferrari y otro de Warner, y hoteles cinco estrellas. Además, una imponente autopista con diez carriles que comunica el complejo de Yas Marina con el aeropuerto de Abu Dhabi. Y las cuestiones deportivas no quedan exentas: la pista de 5554 metros tiene la recta más larga del certamen, de 1200 metros. La salida de los boxes -con aire acondicionado- es un túnel que pasa bajo la pista y tiene una zona de escape de la curva inicial que está debajo de las tribunas.

El ajedrez también está en expansión entre los capitales árabes. Ni que hablar de las inversiones en los clubes de la Liga inglesa, como Portsmouth o Manchester City. Queda demostrado: el deporte es un punto de contacto entre las culturas.

  • Los catalanes dicen que Verón será el MVP

    Una encuesta que publicó ayer el sitio digital del diario catalán Mundo Deportivo sobre quién será el jugador más valioso del Mundial de Clubes arrojó un resultado sorprendente: fue Juan Sebastián Verón el que consiguió más votos (el 31%), incluso por sobre Lionel Messi (el 26%) y Xavi (el 20%). Mientras, el plantel de Barcelona, con alguna molestia por haber tenido que afrontar una escala en Estambul, llegó ayer a Abu Dhabi, donde fue recibido por una comitiva de la FIFA y otra local.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.