Un Merlo a corazón abierto

El DT de Racing estalló como nunca con el gol del empate; "la entrega de todos fue brillante", dijo después
(0)
3 de diciembre de 2001  

Tanta ansiedad contenida, tanta moderación forzada, tanta compostura... Tenía que estallar en algún momento Reinaldo Merlo . No es posible semejante control cuando alrededor todo es un volcán. Menos cuando su equipo, a cuatro minutos del final, está perdiendo el partido del campeonato y un jugador suyo estampa el zurdazo de su vida en la red de enfrente y revierte la historia. El del taponazo fue Gerardo Bedoya; el que salió disparado hacia el medio de la cancha a abrazarse con sus jugadores fue un Mostaza en llamas , que pagó esa detonación emocional con su primera expulsión en el Apertura.

"Sí, es cierto, lo grité... Racing, en el primer tiempo, jugó un partido de ida y vuelta. Los dos equipos fueron ofensivos, porque River creó situaciones y nosotros también. En el segundo los presionamos arriba y pudimos llegar.... Y por supuesto, semejante golazo es para gritarlo así", dijo después el técnico, ya de regreso a su imagen habitual, en la conferencia de prensa.

Merlo sabe que la tarde de ayer fue diferente de todas, que ya nadie va a tomar en serio ese discurso conocido de no-adelantarse-a-nada que tanto le gusta, pero no hay caso. Un periodista formuló una pregunta casi como si el equipo ya fuera campeón, y se puso serio. "Antes que nada, aclaremos algo: tenemos que ir paso por paso. Todavía falta y no hay que apurarse". La muletilla no hizo más que provocar risas entre los presentes.

Vuelto a analizar el partido, no dejó de sorprender la particular evaluación que había hecho de un primer tiempo en el que a su equipo se lo vio demasiado retrasado. Concretamente, para todos fue un planteo excesivamente cauteloso. "Racing no fue mezquino en ningún momento . Ocurre que River nos quitó la pelota y es un equipo que la maneja muy bien. A nosotros sólo nos faltó precisión en los ataques y en la circulación del balón. Pero en ese período creamos la misma cantidad de situaciones de gol que ellos. ¿Por qué dicen que nos faltó audacia? Creo que River no fue profundo y Racing, sí", aseguró Merlo, micrófono en mano y con la misma camisa azul a cuadrillé , mangas cortas, que empezó a utilizar después de la derrota con Boca.

Mostaza elogió otra vez el derroche de energías de sus hombres. "La entrega de todos los jugadores se vio durante los 90 minutos y fue brillante. Lo mejor que tuvimos hoy fue la actitud y la concentración. Este era un partido clave, porque River es el que nos persigue. Para mí, era una final más". Se le preguntó por todo lo que se había dicho en la semana, especialmente los mensajes desde River para hacer más picante el clásico. "Creo que en el fútbol no hay que adelantarse nunca. No lo digo por lo que habló la gente de River, sino en general. Nosotros ahora tenemos tres partidos y hay que jugarlos. No hay que adelantarse."

Lo demás fue a puro elogio. Especialmente, para los hinchas de la Academia: "La gente de Racing me sorprende todos los días. Su aliento es muy positivo para el equipo".

  • Sin el Mellizo y con Chatruc . Para el partido con Banfield, que puede marcar la consagración de Racing, el equipo sufrirá una baja y recuperará a un jugador. El que no podrá estar es Gustavo Barros Schelotto, que ayer sumó su quinta amonestación; quien estará en condiciones de volver es José Chatruc, que ayer cumplió con su suspensión.
  • El médico del plantel, Miguel Khoury, indicó que tras el clásico no quedaron jugadores lesionados. El plantel que dirige Merlo volverá al trabajo mañana por la mañana, en el estadio.

    Bedoya y su emoción por el gol

    Cuando el colombiano Gerardo Bedoya enfrentó a los periodistas, aún estaba por las nubes , feliz, emocionado por el gol que significó el empate de Racing frente a River y que dejó a los dirigidos por Reinaldo Merlo a un paso de la ansiada conquista del título.

    "No sé si es el gol más importante de mi carrera, pero pienso que puede ser. Este momento es muy especial y trataremos de seguir así hasta lo último. Todavía falta un escalón y tenemos que pensar en ganar nuestro próximo compromiso (Banfield)", señaló el General .

    El defensor, que ayer convirtió su tercer gol en la Academia (los otros fueron ante San Lorenzo y Unión, de Santa Fe) afirmó: "El empate es importante y bueno. Nos da pie para seguir luchando y acercarnos a nuestro objetivo, que es el campeonato. Ojalá que se pueda dar, ya que es nuestra ilusión y nos estamos entregando al máximo para lograrlo".

    Bedoya se refirió al apoyo de la gente: "El respaldo me ha impresionado. En Colombia hay aliento, pero esta hinchada se ha pasado y le quiero dedicar el triunfo."

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.