Fútbol: el torneo Apertura. Un motor que fue del gol a las lágrimas