Un muerto en la madrugada

(0)
28 de enero de 2002  

MAR DEL PLATA (De un enviado especial).- Como si los escándalos del partido de anteanoche entre Boca y River no fueran suficientes, un confuso hecho de violencia ocurrido a metros del casino de esta ciudad y que provocó la muerte de Aníbal Palermo, de 45 años, terminó vinculándose como otro probable enfrentamiento entre hinchadas.

A las 2.30 de la madrugada de ayer, Palermo, que vivía en La Matanza, se separó por un momento de un grupo de amigos y fue atacado por seis personas. Recibió dos puñaladas, una en el glúteo derecho y otra en la arteria femoral.

La causa, que fue caratulada como homicidio en agresión, y en la que entiende el fiscal Alfredo Deleonardis, por ahora no tiene puntos en común con la que tramita la doctora María de los Angeles Lorenzo, por la agresión a varios policías y las lesiones que sufrió el hincha de Boca Angel Díaz, que se encuentra internado en el hospital Interzonal.

El fiscal Deleonardis comentó: "Si bien Palermo vino especialmente a ver el partido de Boca, todavía no lo podemos considerar como un enfrentamiento entre hinchadas, aunque no se descarta ninguna hipótesis". Policías que cumplían sus tareas en el casino negaron que la agresión estuviera relacionada con una disputa entre simpatizantes de ambos equipos.

En la zona había varios hinchas con gorros o banderas identificatorias de River y de Boca y algunos testigos que se encontraban cenando en el restaurante Petit afirmaron que el grupo en el que se encontraba Palermo cruzó cargadas por el resultado del partido con algunos hinchas de River.

Además, se supo que la camioneta en la que Palermo llegó desde Buenos Aires con cuatro amigos tendría un pedido de captura.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.