Un mundo exótico se abre al fútbol

Abu Dhabi, ubicada a orillas del Golfo Pérsico, recibirá por primera vez el torneo, que contará con el poderoso Barcelona de Messi y el Estudiantes de Verón
Francisco Schiavo
(0)
9 de diciembre de 2009  

ABU DHABI.- Un velo de arena y polvo hace borrosas las lujosas torres en las orillas del Golfo Pérsico. Exótica y misteriosa de por sí, como una mujer de profundos ojos marrones, y pelo negro y sedoso que cae por un costado de la frente, la ciudad se abre como un libro de mil hojas a la espera de un lector avispado. No conviene perderse detalles. El Mundial de Clubes es una esquina cualquiera en la que las culturas se entremezclan a una velocidad impensada. El fútbol se vuelve un brazo musculoso con la puntual cita de los campeones de cada confederación de la FIFA. Se habla de Barcelona, el superpoderoso, con el resplandeciente Lionel Messi. Se cuenta de Estudiantes, de La Plata, la frescura de América del Sur, con el eterno Juan Sebastián Verón. Son los emblemas, pero hay más...

Cosmopolita por excelencia, el torneo empezará hoy, a las 20 de la Argentina, con el partido entre el local Al-Ahli y Auckland City (Nueva Zelanda). Además, participan Atlante (México), Mazembe (Congo) y Pohang Steelers (Corea del Sur). Del enfrentamiento de los dos últimos se conocerá el adversario de Estudiantes, que debutará en las semifinales, el 15 de diciembre. Con 16.500.000 de dólares en premios, el campeón se llevará el suculento pozo de US$ 5.000.000.

Lo concreto es que aquí conviene detenerse en cada aspecto que, por ínfimo, parece único. La vista no tiene descanso entre las gigantografías de jeques con gestos duros. Impresionan.

Dos estadios serán las sedes: Zayed Sports, el más grande de la ciudad, con capacidad para 45.000 espectadores, y Mohammed Bin Zayed, con 42.000 lugares disponibles. Ambos contarán con espacios exclusivos para las mujeres; las extranjeras podrán ocuparlos si lo desean. Ninguno tiene alambrado olímpico. Los remolinos de arena y el fiero zumbido del viento no impidieron ayer los trabajos finales. Cada cosa parece en su sitio.

Estudiantes se encontrará con una ciudad hospitalaria, abierta al fútbol. Más allá de la diferencia horaria, aquí son las 7 cuando en Buenos Aires dan las 0, no tendrá problemas para aclimatarse el equipo argentino. Según los pronósticos, en los horarios de los partidos (a las 10 y a las 13 de la Argentina) la temperatura oscilara entre los 25 y los 31 grados.

Ahora, también, la historia se entremezcla como nunca con la actualidad. Boca fue el único equipo argentino que participó en el Mundial de Clubes. Fue en 2007 y cayó en la final con Milan. Por eso Estudiantes buscará los pergaminos eternos. No importa que en su vitrina ya reluzca la Copa Europea-Sudamericana de 1968. Estos son tiempos modernos. La época justa para reverdecer la mística.

El primer Mundial de Clubes se jugó en Brasil, en 2000, y Corinthians fue el campeón. No volvió a disputarse desde 2005, cuando reemplazó a la Copa Europea-Sudamericana. Japón fue la sede por cuatro años consecutivos hasta que la FIFA acordó el contrato con Abu Dhabi, que también será la sede de la competencia en 2010.

El fútbol levanta la pasión y aquí, en la 26» ciudad más rica del mundo, la que acapara casi el 10% de la reserva del petróleo del planeta, parece una tormenta de arena. Abu Dhabi le da la bienvenida a Estudiantes. Y busca al campeón entre los campeones.

  • Agustín Orion ya es el nuevo refuerzo de los platenses

    Terminaron las gestiones en La Plata para contratar un arquero para el próximo torneo y el elegido es Agustín Orion. Anoche Rafael Savino, presidente de San Lorenzo, y Marcelo Ercolano, protesorero de Estudiantes de La Plata, estuvieron reunidos con el representante del arquero, Hernán Finessi, para definir los términos de la venta del arquero. Pese a que Estudiantes ofreció US$ 750.000 por la mitad del pase y San Lorenzo pidió 900.000, hubo acuerdo y en los próximos días Orion acordará su vínculo con Estudiantes.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.