Punto de vista. Un plantel desproporcionado