Un protagonista en todos los escenarios

José Luis Chilavert estará hoy otra vez en Uruguay, tras el título con Peñarol; el N° 1, además, repitió que no jugará contra Boca
(0)
25 de febrero de 2004  

MALDONADO, Uruguay.- Hasta hace poco su apellido se oyó fuerte en las tribunas más populares del fútbol uruguayo. José Luis Chilavert había llegado a Montevideo con una misión concreta. Con sus mejores armas, la pasión contagiosa y los goles sorpresivos, el guardavallas paraguayo había aceptado el planteo de Peñarol: contratarlo para salir campeón y cortar la racha ganadora del adversario, Nacional, que hacía tres años seguidos que era el campeón uruguayo.

Y Chilavert cumplió, silenció al rival; y cuando todos festejaban armó sus valijas y se marchó en diciembre último. El reclamo para que se quedara fue suave, quizá porque todos creyeron que el anuncio de su retiro del fútbol era un dato de la realidad.

Pero ayer volvió a Uruguay, ahora con los colores de su querido Vélez Sarsfield, equipo con el que saltó a la fama mundial. Vélez llegó ayer a la tarde a Punta del Este y la expectación está centrada otra vez en Chilavert. Es que Vélez se enfrentará hoy con un equipo chico de Uruguay, con poca hinchada, que no tiene más ilusiones en el certamen que dejar una buena imagen.

Como Fénix no tiene muchos hinchas, el hotel más famoso de Punta del Este, el Conrad, compró 5000 entradas para regalar entre la gente de Maldonado. Ayer, emisoras de radio locales entregaron los boletos para el partido.

Mientras, ayer, en esta ciudad, el N° 1 repitió que no jugará el próximo cotejo frente a Boca, por la tercera fecha del Clausura. "Desde un primer momento expresé que mi llegada a Vélez era para jugar la Copa Libertadores. Y que sólo una circunstancia especial me daría la posibilidad de jugar algún partido en el torneo local. Voy a estar ante Fénix, pero no frente a Boca", aclaró el ídolo.

El atractivo será un partido copero, que les dará la posibilidad a los uruguayos de ver en vivo a un equipo como Vélez, líder del Clausura de la Argentina. Pero el imán principal será otra vez Chilavert. La polémica será la de siempre: sobre su estado físico, sobre la posibilidad de tapar pelotas difíciles, sobre su actitud peleadora en la cancha. Entre los pocos fanáticos de Fénix habrá hinchas de Peñarol, que irán a agradecerle el campeonato logrado el año último. Los simpatizantes de Nacional buscarán un desquite con silbidos si tiene que ir a buscar la pelota adentro del arco.

Informe: Nelson Fernandez

  • Hoy, otros dos partidos

    Será hoy una jornada con varios cotejos atractivos de la Copa Toyota Libertadores. Además de los encuentros de River y Vélez, en Ecuador, la Liga Deportiva Universitaria jugará con Alianza Lima -Grupo 4-, y en Venezuela, Maracaibo se medirá con Once Caldas, por el Grupo 2.
  • Ante Fénix, por un paso ganador

    MALDONADO, Uruguay.- Esta noche, en esta ciudad, a las 19 de la Argentina, Vélez se medirá con Fénix, en un partido del Grupo 2 de la Copa Toyota Libertadores. En el primer cotejo, el equipo de Liniers empató 1 a 1 con Unión Atlético Maracaibo, de Venezuela, en su estadio. Y Fénix cayó en su presentación frente a Once Caldas, en Colombia, por 3 a 0.

    Vélez, uno de los punteros del Clausura, buscará hoy el primer éxito en la Libertadores, con seis cambios con referencia al conjunto que le ganó a Banfield por 2 a 1: Chilavert por Peratta, De Souza por Flotta, Buján por Bravo, Batalla por Pérez, Bianchi por Valdemarín y Obolo por Zárate. Antonio Alzamendi es el DT de Fénix.

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.