Un susto mundialista

Un estallido cercano al estadio Soccer City encendió la alarma en Johannesburgo, pero la policía explicó que fue una explosión en una fabrica en Roodepoort, un barrio cercano al barrio de Soweto
(0)
20 de junio de 2010  • 14:59

JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- La policía explicó que el ruido que escucharon esta mañana algunos periodistas cerca del estadio Soccer City obedece a los trabajos habituales de una fábrica de explosivos cercana.

"Ese fue el ruido que se oyó", comentó un portavoz del Centro Nacional de Operaciones en alusión a la fábrica de cartuchos "Maxam" instalada en Roodepoort, un barrio de Johannesburgo cercano al barrio de Soweto, que suministra sus productos a canteras.

Un sonido lejano, similar al de una deflagración, se escuchó desde el centro de prensa situado a 400 metros del estadio. Inmediatamente después se produjo una breve onda expansiva, que se sintió hasta en el interior del estadio en el que se desarrollaba una conferencia de prensa de la FIFA.

Falsa alarma en Ciudad del Cabo

Por su parte, el centro de prensa del Estadio Green Point en Ciudad del Cabo, donde mañana juegan Portugal y Corea del Norte, fue hoy desalojado ante la sospecha de que pudiera haber material explosivo en su interior.

La alarma saltó cuando un perro policía empezó a señalar una maleta de uno de los miembros del equipo de la televisión pública portuguesa RTP.

Los agentes inmediatamente sellaron el local de trabajo y se pidió a los periodistas que en se encontraban en su interior que abandonasen el lugar.

Las autoridades llamaron a un equipo de especialistas en explosivos, que enseguida se percató de que se trataba de una falsa alarma.

Fuentes: AFP, y EFE

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.