Un tropiezo de Instituto, el campeón