Emiliano Díaz, sorpresivamente desafectado. Un viaje a Ecuador con demoras