Una caída que deja más dudas que certezas camino al Mundial

Higuaín y Oleguer buscan el balón
Higuaín y Oleguer buscan el balón Crédito: Reuters
En Barcelona, el seleccionado argentino perdió 4 a 2 con el combinado de Catalunya; se acentuaron los interrogantes en la defensa y el arquero no tuvo una buena tarde; los goles albicelestes fueron convertidos por Pastore y Di María
(0)
22 de diciembre de 2009  • 19:08

BARCELONA.- En un contexto que olía a política interna española, el seleccionado argentino cayó 4 a 2 con el combinado de Catalunya y se abrieron algunos interrogantes con vistas al Mundial del año que viene en cuanto a posibles convocados y algunas cuestiones de juego.

Con Diego Maradona, suspendido, en la platea, y Héctor Enrique como DT, al equipo se lo percibió algo desorientado, aunque mostró algunas señales positivas, como la aparición de Pastore, y las insinuaciones de Di María, Higuaín y Lavezzi.

La Argentina siempre estuvo en desventaja. Abrió el marcador Sergio García, al cierre del primer tiempo, tras superar a Otamendi y cabecear ante la salida de Diego Pozo.

A los diez minutos del segundo tiempo, Bojan desequilibrió ante la defensa albiceleste y definió ante el arquero. La respuesta de la selección llegó casi de inmediato, con un remate de volea de Pastore. Cuando las cosas parecían emparejarse, Pareja le cometió falta a Coro dentro del área, y Sergio marcó de penal. Otra vez la réplica fue enseguida: Di María remató cruzado y puso el 3-2. Pero todo empeoró con otro centro maldito al corazón del área: hubo dudas de Pozo y Demichelis, y anotó Hurtado.

La lupa se posó en varios jugadores que aún se disputan un lugar en la lista mundialista. De atrás para adelante, a Pozo, el arquero que podría ser segundo suplente en el Mundial, se lo percibió dubitativo e inseguro.En la defensa, los laterales no tuvieron su mejor tarde, y el primer gol de Sergio García dejó en evidencia una distracción de Otamendi (fue reemplazado por Pareja en el segundo tiempo); Demichelis tampoco tuvo su mejor tarde en el día que reemplazó a Mascherano como capitán. En la zona media, la movilidad de Di María y Pastore se asoman como buenas y veloces alternativas, pero aún el equipo carece de un circuito futbolístico dinámico y creativo, pese a haber contado con hombres de criterio como Gago y Bolatti. En la ofensiva, quizás, se distinguió lo más interesante, con Higuaín algo errático, pero siempre insistente y perseverante, y Lavezzi, con intenciones repetidas de ir para adelante.

En la segunda parte se sumaron Dátolo, Palermo, Salvio y Banega, pero el desarrollo del partido no se modificó demasiado.

El dominio territorial de Catalunya en el comienzo no se reflejó tan nítido en las situaciones de riesgo como las del seleccionado. Si bien la Argentina no gobernó la pelota y el ritmo del primer tiempo, contó con buenas oportunidades para marcar. Se destacaron los remates de Lavezzi (gran respuesta del arquero Victor Valdés) y Pastore, y un cabezazo de Higuaín, que en soledad, definió justo a donde estaba el N°1. Estando en desventaja, la Argentina recuperó el manejo de la pelota, aunque no logró igualar el marcador.

¿Quién debe ser el técnico de la selección argentina?

La derrota llega a tiempo para corregir errores, encender alarmas y planificar mejor el trabajo desde ahora hasta el desembarco en Pretoria. Habrá que revisar nombres,cuestiones de juego y acentuar la atención defensiva. La Argentina regresa de Barcelona con más interrogantes que certezas. Aún hay mucho por mejorar.

La tercera fue la vencida. En un nuevo choque en el Camp Nou, la selección argentina cayó por primera vez ante el combinado catalán. En el primer encuentro, los dirigidos por José Pekerman ganaron por 3 a 0, con goles de Scaloni, Maximiliano Rodríguez y Galletti. Mientras que en mayo de 2008, el conjunto dirigido por Sergio Batista triunfó por 1 a 0, con tanto de Ezequiel Lavezzi.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.